Inicio Noticias Más Deporte Más de 150 tesoros escondidos por la provincia ponen a Cuenca como...

Más de 150 tesoros escondidos por la provincia ponen a Cuenca como un referente del geocaching

geocachin en cardenete

Esta actividad deportiva, mezcla de la orientación y el juego de la búsqueda del tesoro, aglutina a multitud de participantes a lo largo de todo el mundo. En la capital conquense hay escondidos 32 tesoros

El geocaching es una actividad deportiva para todas las edades y demandada en todo el mundo, que goza de un enorme protagonismo entre los aficionados a la orientación y senderismo, aunque no por ello es sólo para ellos. Consiste en la búsqueda de diferentes tesoros escondidos por todo el planeta en un lugar interesante, ya sea por su geología, cultura, paisaje o arquitectura. Más de 10 millones de personas están registradas a nivel mundial, y se alcanzan los 3 millones de ‘cachés’. tal y como se conocen a estos tesoros, repartidos en unos 200 países.

Pero, ¿cómo es uno de estos tesoros? Básicamente, son habitualmente un recipiente, sin tener forma o tamaño predeterminado, aunque requiere que sea hermético por la humedad. También que, si se coloca en una propiedad privada, se debe consultar con el propietario antes para poder situarlo en esa zona. En su interior, se debe colocar una libreta y un lápiz que sirvan para registrar las visitas que han tenido, así como pequeños regalos para el descubridor y una nota informativa explicando qué es el geocaching, por si lo encuentra una persona ajena al juego.

Estos tesoros pueden ser encontrados a raíz de unas coordenadas, las cuales se hacen públicas y los interesados pueden ir en su búsqueda. Como norma, cada persona que localice uno de estos tesoros realiza un intercambio, cogiendo uno de los regalos de su interior y depositando otro de similar valor, además de firmar en el documento para dar cuenta de su visita.

Más de 150 ítems en Cuenca

La provincia conquense, por su orografía y afición a esta actividad, es una de las más prolíficas. En toda la provincia hay registrados más de 150 tesoros escondidos, en localidades como la laguna de Uña, en la Cueva de la Zarza, La Mogorrita, Chillarón, Navalón, Cardenete, Las Majadas, Villar del Humo o Enguídanos, entre otras localidades. Sólo en Cuenca capital hay 32 tesoros repartidos, en lugares tan característicos como Carretería, la muralla del Castillo, en la estación de autobuses, en la Catedral o en el puente de San Pablo, entre otros.

Uno de sus promotores, Luis Enrique Díaz, explica que «todos hemos llegado a estar en ocasiones a menos de un metro de alguno de los tesoros», por lo que un elemento clave en estos cachés es el de camuflarlos. Díaz se encarga de vigilar y cambiar las libretas de algunos cachés escondidos en la capital y provincia, y asegura que «ingleses, franceses, belgas, alemanes, portugueses… han venido a Cuenca» a buscar alguno de ellos. Sólo por la zona de Cardenete tiene situados 34 ítems, y recientemente ha cambiado, por su intensa actividad, el que se ubica en el barrio del Castillo.

Esta actividad es interesante «porque la gente local conoce su entorno y los suele colocar en lugares pintorescos o de interés que muchas veces no aparecen ni en las guías», por lo que el buscador, mediante esta cajita escondida, puede conocer este lugar al que normalmente no llegan los turistas. Para más información de esta actividad deportiva, consulte el siguiente enlace.

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here