Inicio Noticias Más Deporte Iván Marcos volverá a subirse al ring con la mente puesta en...

Iván Marcos volverá a subirse al ring con la mente puesta en el Mundial de 2017

Iván Marcos

El púgil conquense llevaba dos años retirado, aunque regresará en una velada internacional en Orense, precisamente el lugar en el que disputó su último combate. Ha llegado a ser campeón de España en seis ocasiones

Los deportes de contacto de Cuenca están de enhorabuena, ya que uno de sus deportistas más reconocidos, el púgil Iván Marcos, volverá al cuadrilátero tras llevar dos años retirado y sin competir. Será en el Internacional de Orense el 2 y 3 de julio, una velada en la que habrá multitud de selecciones como China, Francia, Portugal, Italia o Suecia, entre otras.

El púgil conquense cuenta con un amplio palmarés. Ha llegado a ser seis veces campeón de España, en el propio torneo donde vivirá su vuelta al ring ha ganado en tres ocasiones y ha sido segundo en otras tantas, en otro internacional en Sicilia (Italia) quedó tercero, mientras que ganó la Copa del Mundo organizada por la Federación WKA en la modalidad de Sanda. Un extenso currículum deportivo que desea ampliar en un futuro.

De hecho, su regreso a la competición va ligado con un objetivo, el de poder estar presente en el Mundial que se celebrará en 2017 en Rusia. Antes, deberá ganar en el Campeonato de España, también a celebrar en 2017, aunque para llegar lo mejor preparado buscará reencontrarse deportivamente en el Internacional de Orense, donde pretende «ver si las sensaciones son buenas», afirma Marcos.

Competirá en Sanda, en su categoría habitual, la de 85 kilos, aunque para ello todavía ha de perder tres. «Prefiero bajar, porque me siento más cómodo y más rápido», asegura. Ya estuvo cerca de volver en 2015, pero finalmente será Orense, el mismo lugar donde se retiró dos años antes, el escenario que verá su regreso. Para ello, está contando con la ayuda de su hermano y entrenador Jorge Marcos. Ambos, del Gym Lao Jia, ya han conseguido grandes éxitos con los miembros de su gimnasio, aunque ahora pretenden alargar su historial ellos mismos.

Su vuelta se viene beneficiada por ampliar el plazo para competir. En un curso de jueces en Pekín se estableció que el límite quedaría fijado en 40, mientras que anteriormente estaba en 35 y con ello obligó a que Iván se retirara. Así, busca estar en el Mundial para «quitarse una espinita clavada», afirma su hermano y entrenador, quien remomera que, cuando se enteró de la subida de edad para competir, «se lo propuse porque nunca ha dejado de haber un peleador dentro de él».

Asegura que «estamos exigiéndole al máximo, y él nunca pone pegas al entrenamiento». Actualmente, están trabajando para pulir «pequeños fallos que pueda tener, técnica y trabajo de sparring», tratando de que llegue al mejor nivel. Su vuelta en Orense servirá para conocer desde qué punto parte de cara a su objetivo de 2017, en una cita donde habrá púgiles que han estado presentes en el último Europeo. «Está muy motivado», concluye Jorge.

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here