Los equipos de Datchball Cuenca viajan este sábado a Calamocha para disputar...

Los equipos de Datchball Cuenca viajan este sábado a Calamocha para disputar un torneo

Acuden invitados por la organización. Los conquenses llevarán un equipo en cada una de las categorías

Compartir

El datchball es un deporte de reciente creación y con un crecimiento asombroso en los dos últimos años en Cuenca. En el mismo, se inculcan unos valores no solo competitivos, sino también educativos, y ya ha sido capaz de enganchar a más de 40 escolares del colegio Ciudad Encantada, mientras que su torneo de Navidad atrajo a niños y niñas de otros colegios.

Presente en Cuenca gracias al maestro del mencionado centro educativo Jaime Romero, y el monitor Rafael Roche, el Club Datchball Cuenca se encuentra en plena expansión. No obstante, este sábado pondrán rumbo a la localidad turolense de Calamocha para disputar un torneo, en el cual ya estuvieron presentes en 2016 y donde acabaron, de manera sorprendente, subcampeones. En tierras aragonesas acudirán con un equipo en cada una de las categorías, por lo que habrá un conjunto benjamín, alevín, cadete y absoluto. Serán un total de 55 deportistas conquenses los que acudan a disputar este torneo.

A esta cita acuden invitados por la entidad local que, además, fue la encargada de crear este adictivo deporte. El mismo tiene cierto parecido con el balón prisionero, juego popular que ha sido jugado en todos los patios de colegio. Se juega en una cancha dividida, con seis jugadores por equipo y tres balones en juego.

Una de las características del datchball es que se trata de un deporte mixto, en el cual es necesario como mínimo la presencia de dos personas de cada sexo. La mecánica del juego consiste en ir eliminando a los adversarios, impactándoles en su cuerpo con las pelotas disponibles.

Comentarios