Mariscal resalta su compromiso de que las reformas del Luis Ocaña y...

Mariscal resalta su compromiso de que las reformas del Luis Ocaña y del Obispo Laplana estén listas a finales de año

Compartir

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha visitado este jueves a los niños y niñas que se encuentran en el Campus Internacional Baby Cuenca. El primer edil ha aprovechado para señalar que espera que la pista del Luis Ocaña y el Obispo Laplana estén listas para final de año. “Ese es nuestro compromiso. Pueden surgir contratiempos, pero la idea con la que trabajamos es terminar ambas infraestructuras deportivas antes de final de año”, resaltaba Mariscal, en un proyecto que detalla unas pistas de atletismo en el Luis Ocaña y un césped artificial en el Obispo Laplana de última tecnología.

Precisamente, en estos momentos ya hay redactado el proyecto y se encuentra contratado el director de obra. “El proyecto ya está hecho, esa era la parte más complicada. Ahora falta lo más rápido, que es la licitación de ese renting, y después será la fase de ejecución”, comentaba el alcalde, quien mencionaba que la finalización de las obras “dependerán un poco de la climatología”. En este sentido, valoraba positivamente la actuación de su Equipo de Gobierno, “que lo que hemos hecho es buscar recursos y fondos, y lo hemos conseguido”.

Así está el proyecto

Ahora, es necesario sacar la acreditación de renting y publicar la licitación del mismo. Por tanto, ahora mismo se está trabajando en el pliego de condiciones para lanzar cuanto antes la licitación, último paso administrativo antes de que puedan iniciarse las obras. Así, cuando la licitación se publique, habrá que esperar a las diferentes empresas que presenten ofertas para que la mesa de contratación termine adjudicando la obra a alguna de ellas. Cumplido ese trámite, sería cuestión de días empezar las obras. En todo este proceso no hay todavía ningún plazo marcado.

Cambiarles el aspecto

En lo referente a la pista de atletismo en el Luis Ocaña, la obra prevista es la de cambiar el tartán por completo. Sustituir el actual anillo, para que pueda recuperarse la homologación que perdió en 2017. El proyecto redactado recoge incluso el material sintético de última generación que tendría la instalación, así como los colores de la pista. En principio, la empresa que se encargara de acometer esta obra podría emitir una certificación una vez finalizaran sus trabajos, con la cual ya se podría recuperar la homologación de la pista. Disponer de dicha homologación permite realizar campeonatos y competiciones oficiales, así como registrar las marcas que los atletas obtengan en la pista.

Por otro lado, otra instalación que se ha visto deteriorada y que ha llevado a uno de los equipos (San José Obrero) a abandonarla, es el campo Obispo Laplana, conocido popularmente como las 500. A la par que se intentará arreglar la pista de atletismo, también se busca realizar otra obra en esta instalación que, primordialmente, sustituya el césped artificial (sin cambiar desde su inauguración en 2001), aunque tampoco se descarta que haya finalmente una reforma integral que también afecte a los vestuarios.

Comentarios