Inicio Noticias Más Deporte El Concurso Hípico de Cuenca mantiene su voluntad de celebrarse

El Concurso Hípico de Cuenca mantiene su voluntad de celebrarse

La evolución de la pandemia mantiene en vilo a la sociedad en general, y al deporte en particular, aunque en estas últimas fechas y con la relajación de las medidas de restricción se empieza a hablar del retorno de la competición. El fútbol ya ha vuelto (este fin de semana hubo partidos en Alemania) y se espera en próximas fechas se vayan uniendo más deportes. Ante esta situación, hay un evento muy reconocido en Cuenca que está a la expectativa de su celebración: el Concurso Nacional de Saltos.

Las fechas marcadas en el calendario para su edición de 2020 son entre el 27 y 30 de agosto, para un evento que se celebra en el Recinto Ferial “La Hípica” y que volvía a contar para esta edición con las tres estrellas. El director técnico del concurso, Borja Herraiz, apuntaba a este medio de comunicación que dependen de la decisión del Ayuntamiento, puesto que el cambio de legislación sobre las apuestas (este concurso mueve más de 100.000 euros en este sentido) indica que solo el consistorio puede organizar esta prueba al ser un ente de derecho público. «El Ayuntamiente tendría que dar el primer paso para pedir la solicitud de las apuestas», señalaba el propio Borja Herraiz. En caso de que el Ayuntamiento mueva ficha e inicie estos trámites, ya se encargaría el concesionario del recinto ferial, en este caso el Club Hípico Los Faldones, el encargado de gestionar el evento deportivo.

En cualquier caso, a día de hoy la prueba sigue en pie y la voluntad por parte de la dirección del concurso es su celebración, siempre que el Ayuntamiento y Sanidad den el visto bueno. «Nosotros estamos dispuestos a organizarlo», indica el director técnico del concurso, aunque también añade que «necesitamos una respuesta pronta para, por lo menos, en junio ponernos manos a la obra».

Reuniones previas con el Ayuntamiento

Antes de que saltase la alarma sanitaria, tanto la organización como el Ayuntamiento habían mantenido reuniones respecto a la celebración del evento hípico, aunque las mismas se han paralizado desde que se decretó el Estado de Alarma. En cualquier caso, según apuntan a este medio desde el Ayuntamiento, en estos momentos están pendientes de la posible suspensión de la Feria y Fiestas de San Julián, debido a que la prueba pertenece al programa festivo, las cuales están en el aire, tal y como indicó la pasada semana el alcalde de Cuenca, Darío Dolz.

Suspendido el Concurso Nacional de Ávila

Este año, el Concurso Nacional de Saltos en Cuenca coincidía con el de Gijón o el de Ávila, lo que afectaba a la hora de atraer jinetes. Si bien acuden a Cuenca profesionales, la coincidencia de tres eventos importantes afectaba en este sentido, aunque para este año ya se ha confirmado la suspensión de la prueba en Ávila. En dicha prueba, el Ayuntamiento corre con todos los gastos y en esta edición ha destinado el importe del concurso a luchar contra el coronavirus.

La situación del concurso hípico en Cuenca es distinta, debido a que el Ayuntamiento patrocina el concurso, pero no cubre todos los gastos, por lo que es el comité organizador el responsable respecto a cuestiones económicas.

La suspensión en Ávila sí afecta a Cuenca en otro sentido: la inscripción. «Los jinetes están deseando competir», relata Borja Herraiz, quien también apunta que otra decisión que puede afectar a la celebración del concurso es si se permite la afluencia de gente, ya que si desde Sanidad no permiten que haya aforo entonces no habrá evento.

¿Qué significado tienen las estrellas de un concurso hípico?
La categoría del concurso se corresponde con la altura máxima de las pruebas, según recoge la propia federación nacional en su reglamento. Así, en 2016 la altura de los obstáculos correspondía a 1’45 metros, mientras que en 2018 era de 1’35 como máximo. Ahora, con el retorno de las tres estrellas, la altura máxima de los obstáculos se sitúa en 1’40 metros. Además, el control de la prueba dependerá de la Federación Española, a diferencia de la temporada anterior cuya responsabilidad correspondía a la Federación Autonómica.

Otro factor a tener en cuenta es en relación a los premios, ya que la cuantía mínima para repartir será de 12.000 euros, mientras el año pasado era de 3.001 euros (en 2016 llegó a ser de 18.000 euros). Esto puede significar que caballos y jinetes que acudan a Cuenca sean de mayor nivel de los que vinieron en 2018, debido a ese aumento en la cuantía de los premios.

Como es lógico y a causa de la situación actual, no hay programa oficial del concurso hípico en Cuenca, por lo que habrá que esperar en cuanto a la decisión acerca de si podrá celebrarse. Si finalmente se puede celebrar, ya se dará a conocer la cuantía final que se repartirá y también entre que cifras oscilarán las diferentes pruebas, así como los jinetes que acudirán, quienes tendrían entre el 9 y 17 de agosto para inscribirse.

Comentarios