Inicio Noticias Más Deporte El Ritmo K en Q acoge con entusiasmo la nueva categoría mixta

El Ritmo K en Q acoge con entusiasmo la nueva categoría mixta

El C.D. Ritmo KenQ acoge con entusiasmo la nueva categoría mixta anunciada hace tan solo unas semanas por la Federación Española de Gimnasia.

Fotografía extraída de la página de Facebook del club

En 2014, la exgimnasta Sonia Olivares fundó el Club Deportivo Ritmo KenQ. Desde entonces, ha entrenado al conjunto de gimnasia rítmica para debutar en las principales competiciones estrenándose, ese mismo año, en la Copa de la Reina en el Campeonato de España de Conjuntos e Individual. El club atiende a un máximo de 25 alumnos a fin de “darles a todos los conocimientos por igual” y dedicarles, de forma individual, el tiempo suficiente a fin de satisfacer todas las demandas del deportista. “Con las limitaciones de horarios, pistas, tapices y las complicaciones relativas al espacio en el que entrenar, no podemos tener una escuela grande en Cuenca, por eso entrenamos también en Motilla del Palancar y Tarancón”, afirma la entrenadora del club. Sonia comenzó su carrera deportiva a los cuatros años. Durante su infancia practicó bailes como el ballet y el flamenco. “A partir de ahí nunca lo he dejado”, añade refiriéndose a aquella etapa, “de gimnasta pasé a entrenadora y de entrenadora a directora técnica como fundadora de este club”. “No creo que lo pueda dejar nunca en mi vida”, concluye.

El conjunto de entrenadoras está formado por cuatro, entre ellas, Andrea Olivares, quien formó parte del club como deportista hasta hace dos años, cuando comenzó a cursar Magisterio especializado en Educación Física en Cuenca. Andrea logró compaginar la rítmica y la vida universitaria durante el primer año, sin embargo, el ritmo ajetreado de su vida como gimnasta la llevó a dedicarse exclusivamente al mundo del entrenamiento. En cualquier caso, no es de extrañar ver a Andrea en el suelo sirviendo como modelo de referencia al equipo durante el transcurso de los entrenamientos.

K en Q también ha seguido las clases de forma online

Durante los meses de confinamiento, el equipo de KenQ no ha cesado su actividad. “Hemos tenido clases online todos los días”, explica Andrea. “De lunes a jueves entrenábamos el club en conjunto y el viernes de forma individual para repasar los montajes”, añade. La entrenadora y exgimnasta relata que, previendo las múltiples prórrogas del estado de alarma, comenzaron a preparar las nuevas coreografías tocando todos los aparatos posibles: el aro, las cintas, las cuerdas, las mazas, las varillas y la pelota. Los entrenamientos a través de la plataforma Zoom Video han arrojado grandes resultados: “cuando las veo me sorprende el hecho de que solo hayan pasado tres meses”. Y es que, según Andrea, “haber dedicado más tiempo a trabajar la flexibilidad que la música ha tenido un resultado increíble”.

Calendario de competición

El club recibía en enero el calendario de competición regional y nacional donde se fechaban los campeonatos clasificatorios. Debido a la situación provocada por la crisis sanitaria, KenQ solo compitió en el mes de febrero en la fase clasificatoria para el Campeonato Nacional Base individual Divina Pastora Seguros y el Nacional Copa Base conjuntos, cuyas fechas de celebración están previstas del 9 al 15 de noviembre de este año. De este modo, la temporada continúa para aquellos gimnastas que consiguieron clasificarse hace unos meses. Pese a la clasificación de cuatro de los miembros de KenQ, solo dos competirán a nivel nacional tras la retirada de los otros dos. El Campeonato Provincial Federado de Cuenca previsto en su inicio para mayo, se realizará finalmente el 26 de septiembre de forma telemática. El carácter no presencial de la competición ha propiciado la decisión del club de no participar esta temporada: “las chicas quieren sentir la pista, los nervios”. El equipo mira hacia la siguiente temporada con gran entusiasmo: “tienen ganas de comenzar con nuevos aparatos, y cuando son ellos los que demandan algo, nosotras lo llevamos a cabo con la misma ilusión si cabe”.

El club acoge la nueva categoría mixta

El paso mes, la Federación Española de Gimnasia publicó las modificaciones en cuanto a la normativa técnica de la temporada 2020/2021. Su principal cambio, la posibilidad de que existan equipos mixtos de chicas y chicos, ha supuesto una revolución en el mundo de la gimnasia rítmica. Las competiciones de Conjunto tanto de Base como Absoluto podrán ser a partir de ahora de Categoría Mixta, la cual estará formada por equipos en los que al menos uno de los cinco integrantes sea de género masculino.

Desde hace unos meses, C.D. Ritmo KenQ acoge en su conjunto a Ismael, un joven de 11 años que, inspirado por su hermana Ainhoa, también gimnasta, se prepara para competir próximamente en el primer conjunto mixto de gimnasia rítmica del municipio conquense. “Llevo mucho tiempo con ganas de tener un chico como gimnasta en el club”, confiesa Sonia, “cuando acudía a campeonatos y veía a Rubén Orihuela resultaba toda una gozada”. Respecto a la inclusión del género masculino en este deporte, la entrenadora sostiene que “ha costado mucho cambiar la mentalidad”. Del mismo modo, afirma que “la gimnasia rítmica es una disciplina que se trabaja igual tanto en femenino como en masculino”, pero “el masculino ofrece una visión del montaje más aérea”. Andrea alude a las diferencias técnicas entre ambos: “las chicas ganan antes flexibilidad y los chicos tienen una gran potencia”.

El resto del equipo ha recibido a Ismael con los brazos abiertos, muchas de las chicas ya lo habían conocido en anteriores campeonatos, pues el joven no dudaba en acercarse a ellas para interesarse por la nueva aventura que estaba a punto de comenzar. “Ismael es una persona muy abierta”, afirma Andrea. El joven mira con optimismo hacia el futuro: “creo que este año mejoraré mucho”. Su predisposición al aprendizaje lo ha llevado a realizar un gran progreso en poco tiempo y, ahora, se muestra deseoso de competir y demostrar su talento. Ismael afirma que las claves para llegar a ser un gran gimnasta son tener la autoestima alta y creer y confiar en sus capacidades. Su hermana, Ainhoa, ya se adentró en este mundo a la temprana edad de seis años. La joven es consciente de que el interés de su hermano por la rítmica se gestó durante los años en los que la vio competir. Así como Ainhoa fue el referente de Ismael, las gimnastas que competían en televisión fueron la inspiración tanto de Ainhoa como de la mayoría de las deportistas del club, quienes admiten haberse sentido fascinadas por lo que veían en la pantalla y haber sentido la necesidad de imitarlo.

La necesidad de un referente

La importancia de un referente para las gimnastas de KenQ resulta fundamental. Martina, de nueve años, se refiere a sus entrenadoras, Sonia y Andrea, como madres para ella. La pequeña admira la labor que realizan por el equipo día a día, pues le han enseñado que, para llegar alto “hay que practicar mucho”. Lidia, de 14 años, coincide con Martina en que una de las claves del éxito de la rítmica es la repetición: “la gimnasia rítmica requiere mucho sacrificio, hay que dedicarle mucho esfuerzo y dedicación”. Sin duda, esto la ha llevado muy lejos, pues desde su llegada al club hace tres años ya ha participado en campeonatos de carácter provincial, regional y nacional. Emma, de ocho años, añade otro factor indispensable a la ecuación del éxito: “es muy importante tener el apoyo de tus padres”. La gran parte de estas jóvenes tienen algo en común: pese a su pasión por la rítmica, sueñan con convertirse en entrenadoras al igual que Sonia y Andrea, sus principales referentes.

Desde hace un par de semanas, el C.D. Ritmo KenQ ha retomado su actividad entrenando en el pabellón polideportivo municipal San Fernando. Sonia espera ansiosa poder realizar el primer conjunto mixto de gimnasia rítmica de Cuenca, pero, para ello, aún necesita un entusiasta más que complete el equipo de categoría infantil. Por ello, KenQ abre sus puertas a todos aquellos que deseen adentrarse en la rítmica, quienes serán guiados por el gran equipo técnico compuesto por Sonia Olivares, Andrea Olivares, Noelia Navarro y Paula Fernández. Para más información, llame al 661 23 51 74 (Sonia Olivares).

 

Comentarios