Inicio Noticias Más Deporte La carrera contra el cáncer se gana desde el kilómetro 0

La carrera contra el cáncer se gana desde el kilómetro 0

La carrera contra el cáncer se corre todos los días. Una prueba de fondo en la que para llegar a la meta hay que recorrer muchos kilómetros. La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) lo sabe y por eso pone en marcha una nueva edición de “La Carrera Más Larga de la Historia”, una carrera en la que desde diferentes hogares de España se correrá contra el cáncer.

Tendrá lugar entre el 25 de octubre y el 8 de noviembre en diferentes ciudades de España, siendo la de Cuenca el 31 de octubre.

El próximo 26 octubre la AECC en Cuenca iniciará una nueva etapa de esta carrera, sumando kilómetros hasta el 31 de octubre, día de llegada a meta. Durante este período, a través de las redes sociales @aecc_cuenca, @aecc.cuenca y @AeccCuenca podrán seguirse vídeos animando a sumarse a participar en la carrera. Además, en el pistoletazo de salida, la AECC en Cuenca contará con la intervención de su presidenta María Dolores Serrano Parra.

Con ella hemos hablado desde Eldeporteconquense.es en la sede de Cuenca de la AECC para conocer más de su labor en favor de las personas que padecen cáncer y también de este tipo de iniciativas relacionadas con el deporte.

Esta iniciativa pretende ser un movimiento social que se realiza desde los hogares con una triple finalidad: proteger a las personas con cáncer frente al coronavirus animándolos a quedarse en casa, recaudar fondos para seguir haciendo frente a la enfermedad y favorecer los hábitos de vida saludables a partir del ejercicio físico.

Una de las misiones más importantes de la AECC es la prevención y la promoción de la salud mediante hábitos saludables: “Uno de ellos es el deporte, por lo que llevamos ya unos años haciendo la carrera tradicional física, pero este año con el tema de la pandemia, no queríamos parar ni olvidarnos de las personas que padecen cáncer y sus familias” dice Serrano.

Por eso, la Asociación a Nivel Nacional ha organizado La Carrera Más Larga de la Historia: “Esta idea comenzó cuando todos estábamos confinados. Había ciudades y sedes de ciudades que fraguaron una idea que ha dado muy buen resultado, que era la de hacer los kilómetros en casa”.

La iniciativa funcionó y corrió como la pólvora. La participación fue muy alta y la mecánica muy sencilla: los participantes se ponían su dorsal, se hacían una foto y mandaba los kilómetros que había recorrido. Ahora, todo es igual, pero nada es distinto: “Ya no estamos confinados, pero tampoco podemos correr todos juntos. Hemos continuado con la idea de esta carrera para no olvidarnos de estas personas que tienen cáncer y de sus familias” cuenta la presidenta de la AECC.

Una carrera en la que la competición es lo de menos, lo importante es seguir recaudando fondos porque esto no puede parar: “El cáncer es una enfermedad que está, que ha estado y que desgraciadamente estará hasta que no se busque la solución que precisamente se encuentra en la investigación”.

Una inscripción, un kilómetro, y ya son más de 130 los que se han recorrido en esta carrera conquense contra el cáncer. En la web de la asociación, los corredores se pueden inscribir y pueden imprimirse ellos mismos el dorsal. Si no, pueden acudir a la sede a recogerlo y además reciben un regalo: una braga deportiva o camiseta de la AECC. La inscripción vale 5 euros mínimo pero quien quiera puede aportar más a modo de donativo.

En la parte más emotiva, socioanímica y motivacional encontramos que en el dorsal hay un hueco en blanco para que se pongan el eslogan que cada uno elija: “Voy en marcha por el cáncer”, “Saco pecho”, “Esta carrera la ganamos unidos”… son algunos de estos mensajes que pretenden insuflar ánimo a esas personas que conviven con la enfermedad.

¿Por qué este vínculo de la práctica deportiva con la prevención del cáncer? Una vida saludable y por lo tanto el deporte mejoran la calidad de vida de una persona que esté padeciendo la enfermedad: “Está demostrado que los enfermos de cáncer que hacen deporte y llevan una vida saludable mejoran mucho su día a día y su estado de ánimo. No quiere decir que porque alguien tenga cáncer no vaya a poder hacer ejercicio” cuenta Serrano.

Por otro lado, para los que no lo tienen les previene: “Nuestra asociación hizo un estudio cuyos resultados arrojaban que el 50% de los cánceres se pueden evitar teniendo hábitos de vida saludables. Hacer ejercicio, no beber alcohol, no fumar y tener una dieta saludable son acciones cotidianas que evitan en muchos casos que aparezca la enfermedad”.

Además, con este tipo de iniciativas, pretenden dar más visibilidad al cáncer para que las personas que tengan alguna afección no se queden en su casa y vayan a revisarse: “En cualquier momento, si se notan algo, es mejor hacer una detección precoz para hacer un tratamiento rápido que no que se queden en casa por miedo a contagiarse”.

También se pretende recordar a los que lo padecen, que no son olvidados y que desde la AECC están con ellos y les dan apoyo: “Los enfermos de cáncer son muy vulnerables y queremos estar muy cerca de ellos. Recordarles que hay muchas personas a su lado y que si necesitan algo, nuestra asociación de forma gratuita y durante las 24 horas de los 7 días de la semana, le pueden atender para cualquier problema o afección que tenga”. Para ello, cuentan con el servicio gratuito Infocáncer (900 100 036).

Precisamente, María Dolores Serrano insiste en que para una persona que padece cáncer es muy importante el apoyo emocional y la fortaleza mental: “Hoy en día el cáncer tiene muchas posibilidades de curarse. Lo importante es buscar apoyo social y emocional en su familia y amigos, hacerse los tratamientos de una manera adecuada y tener esperanza”.

Lo que falta es financiación en la investigación. Profesionales hay muchos y muy buenos pero “falta que los trámites se agilicen y que sea fácil recuperar fondos porque a veces parece que se quedan perdidos en el espacio”. Desde la AECC el año pasado se aportaron 23 millones de euros para proyectos concretos de investigación. Aun así, “eso no es ni mucho menos lo suficientemente amplio para cubrir todas las necesidades de investigación”.

La carrera contra el cáncer no se mide en longitud, sino en fuerza y ganas de llegar a la meta. La distancia se va recorriendo paso a paso y para ello, hay que comenzar desde el kilómetro 0. Tal vez sea “la carrera más larga de la historia”, pero es la que mejor resultado tiene cuando se alcanza la meta.

Comentarios