Inicio Noticias Entrevistas Mónica Plaza: “Cuenca como carrera de rally es la que mejor afición...

Mónica Plaza: “Cuenca como carrera de rally es la que mejor afición tiene”

Foto: @monicaplazaa

Una vida sobre ruedas. Mónica Plaza lleva años compitiendo en carreras de motor, viajando de un lugar a otro buscando nuevas aventuras dentro del todoterreno tanto de piloto como de copiloto. Desde hace unos años Mónica también compite en carreras de ciclismo y analiza cómo está siendo este 2022 mientras pone rumbo hacia Asturias para participar en su próxima carrera en bici.

La piloto conquense comenzó enero con sabor agridulce en la que fue su tercera participación en el Rally Dakar, pues finalizó antes de tiempo y de manera desafortunada tras el golpe que sufrió el coche y que obligó a Mónica y a su padre, Manolo Plaza, a abandonar la competición. “Fue un susto muy grande porque fue un accidente con bastantes daños en el coche en cuanto al chasis y las barras antivuelco de protección. Asusta y al principio cuesta asimilarlo, pero sabemos a los riesgos que nos enfrentamos y no quiere decir que esto vaya a cambiar nuestra perspectiva para el año que viene”.

Podrán quitarse la espina clavada el próximo año siempre y cuando dispongan del presupuesto necesario para poder poner rumbo hacia tierras africanas. Seis meses después, todavía recuerda que no pudieron ver los daños del coche hasta que tuvieron que parar en un cruce de manera obligada: “Desde ese momento, sabíamos que así no íbamos a poder continuar. Aunque hasta que no pasan unas cuatro horas no fuimos conscientes. Después vino el shock y a eso se añade volver a casa tan pronto después del esfuerzo que supone llegar hasta ahí, que es un poco cruel”.

Este año, su trabajo como especialista de cine en conducción (a lo que se dedica en la actualidad) le está permitiendo compaginar esta labor con la participación en carreras de ciclismo. Ha entrado en el equipo Soria Puro Oxígeno y ha recorrido la geografía española para competir en carreras como la Vuelta a Ibiza, La Rioja Bike Race o la próxima que tendrá lugar en Asturias. “En un mes vamos a Colina Triste, una carrera del Mundial. No me resulta complicado compatibilizar las carreras de bici con las de coche porque, aunque mi prioridad siempre han sido las competiciones de coche, se han acumulado en el calendario a final de año todas las carreras. Cuatro competiciones son entre septiembre y octubre, por eso ahora estoy más con la bicicleta”.

Tanto sobre cuatro como sobre dos ruedas, Mónica prefiere la montaña al asfalto. Bromea asegurando que, al final, “la cabra tira al monte”, pero su espíritu curioso y deportista le lleva a probar nuevas experiencias: “Este año fui a una cicloturista, la Mediterranean Epic Gran Fondo, con mi amiga Olga Page y también la disfruté mucho”.

Reconoce que su equipo le facilita asistir a las carreras de coches en el caso de que coincidan con las de bici, deportes ambos complementarios tanto desde el punto de vista físico como desde el psicológico. Clarifica que existen coincidencias a la hora de trabajar en las dos disciplinas y, pese a los viajes y su ajetreo diario, siempre saca tiempo para completar sus rutinas: “A veces es muy complicado, pero al final hay que adaptarse a lo que venga y esforzarse.

Sin duda alguna, Mónica prefiere sentarse al volante antes que manejar la navegación como copiloto, aunque no quita mérito alguno a su gran labor. Este año ya ha competido como piloto en la Baja TT Dehesa Extremadura, consiguiendo un meritorio y merecido segundo puesto: “Estoy contenta, pero este año estamos terminando de ultimar detalles en el coche de carreras. Para la siguiente carrera el coche irá mejor y creo que podremos ser más competitivos. El objetivo es ganar el campeonato”.

Su segunda cita tuvo lugar en Lorca, donde se quedó a las puertas del pódium. La frustración apareció cuando se dieron cuenta de que la segunda marcha no funcionaba. Los problemas mecánicos provocaron que el resultado final no fuera el esperado, pero aun así Mónica y su compañero David Nadal decidieron continuar la carrera hasta el final: “Fue un palo grande porque llevábamos muy buen ritmo, de hecho, el día de antes pudimos recortar minutos a los otros competidores. Se rompió la segunda marcha y empezamos a escuchar un ruido, teníamos que ir muy despacio”. Pasando de primera a tercera, la dificultad aumentaba en las curvas, que tenía que tomarlas con precaución y cautela y esto frustraba a ambos competidores. Sin embargo, Mónica puntúa que el recorrido rápido de la carrera hizo que los daños fueran menores, a diferencia de otros circuitos con más recodos: “Al final, todo suma y ahí están los puntos para el campeonato, que nos van a servir mucho”.

Mónica es una de las deportistas conquenses más admiradas por el panorama regional, tanto en el plano deportivo como en el personal. Por ello, recibió por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha el galardón “De igual a igual” durante el pasado Día Internacional de la Mujer: “Lo recibí con orgullo, pero también te aporta responsabilidad y hay que saber gestionarla.  No me imaginaba la repercusión que iba a tener este galardón cuando me lo comentaron y la verdad que estoy feliz, pero con mucha responsabilidad”.

Ya queda menos para volver a ver a Mónica disfrutar del rally en su ciudad, de la que recibe un apoyo férreo cada vez que compite. El próximo Rally TT Cuenca tendrá lugar en octubre, una fecha que la piloto graba con fuego en el calendario: “Es muy emotivo. Cuenca como carrera de rally es la que mejor afición tiene. Da igual que llueva o haga calor que la gente sale a los caminos a ver los coches de carreras porque hay mucha afición al todoterreno”.

A Mónica se le eriza la piel cada vez que los montes conquenses jalean su nombre y la llevan en volandas hacia la línea de meta: “Sentir el apoyo y el calor de tu gente es muy emotivo, se me ponen los pelos de punta”. No es para menos, porque la conquense ha llevado el nombre de la provincia hasta lo más alto, paseando la bandera de Cuenca por el rally Dakar y haciendo de su ciudad un espacio único para entrenar y competir sobre ruedas.

 

Comentarios