Inicio Noticias Motor Mónica y Marta Plaza, primera vez compartiendo victoria, rally, TT y Cuenca

Mónica y Marta Plaza, primera vez compartiendo victoria, rally, TT y Cuenca

Seguro que las hermanas Plaza no olvidarán nunca el rally TT Cuenca 2022. No solo por la victoria (la primera de Mónica en el Campeonato de España este año), sino por ser la primera vez que las dos se han subido al coche de AVATEL juntas. Sobre el podio han saboreado juntas el oro. Para Marta, el primer puesto era lo de menos: “Si por algo me hacía especial ilusión es porque Mónica se lo merecía”. Para Mónica, un momento muy esperado y buscado: “Siempre estaba la segunda o la tercera y ganar en casa, encima con mi hermana, tiene sin duda un extra de motivación. Fue muy sentimental y emotivo”.

La pequeña de los Plaza suplió con creces la baja de David Nadal, copiloto de Mónica, que tuvo que viajar a Marruecos sin posibilidad alguna de disputar la carrera en Cuenca. Incluso pudo sortear los contratiempos que sufrieron durante el recorrido: “El sistema de medida que llevaba, no sé por qué motivo, no contaba los metros, por lo que no llevaba ni totales, ni parciales y tuve que ir la primera especial a vista”, relata Marta.

Contar los kilómetros “a ojímetro” fue solo una de las dificultades a las que tuvo que enfrentarse Marta en este rally TT Cuenca. Con el cambio de recorrido, Mónica también especifica el incremento de dificultad a nivel de pilotaje: “Nos encontramos con todo tipo de terreno y de ritmos. De hecho, una de las complicaciones a nivel de pilotaje eran los cambios de ritmo: de zonas muy lentas a zonas muy rápidas para luego entrar a la zona lenta y tener que bajar el ritmo”.

Sintieron el aliento de la afición conquense en cada curva. Marta comenta que corre en Cuenca es, sin duda, especial: “Además de ser nuestra casa, la afición es espectacular, algo parecido a estar en medio del desierto y que aparezca gente animando en cada curva”. Aunque jugar en territorio conocido no les supuso ninguna ventaja: “Sí que es verdad que en algunas zonas estás muy familiarizado con el tipo de roca o de arena. Pero por otra parte el recorrido era totalmente nuevo y había zonas por las que no había pasado nunca”.

Lo que sí les ayudó fue sentir el abrazo cómplice de sus padres, apoyando a las hermanas con orgullo en su primera vez en la ciudad que las ha visto crecer como pilotos: “Nos dijeron que tuviéramos cabeza, que por favor no discutiésemos y que disfrutásemos. Nos fueron siguiendo de un punto a otro en el rally, los veíamos muchísimo”. Les hicieron caso, porque Marta se abrigó con la experiencia de Mónica: “En todo momento, ella iba pendiente de avisarme si veía algún peligro, para que no me pudiera pillar de imprevisto por estar pendiente del roadbook y hacerme daño”. Pero también en su templanza: “El pensar que iba a estar con ella me hacía sentir segura. Había mucha incertidumbre por saber qué tal íbamos a compaginarnos dentro del coche y al final, todo fue sobre ruedas, nunca mejor dicho”.

Las Plaza se han convertido en referentes en el mundo del motor a nivel nacional. Con ilusión, Marta solo encuentra ventajas: “Es cuestión de pasiones y hay que enseñarles lo bonito que es este deporte”. Mónica  destaca las responsabilidades: “Hay algunos padres que me dicen: “La que me has liado, ahora mi hija o mi hijo también quiere ser como tú o quiere correr en rallys”. Me llegaron a decir que en el Día de la Mujer les pusieron una redacción sobre mí en clase”.

A Marta todavía le quedan muchas carreras por disfrutar sin la presión de ganar. Para Mónica, la adrenalina de tener que cruzar la primera la línea de meta llegará en la última competición del Campeonato de España en el rally TT de Sevilla: “El resultado de Cuenca te mantiene en el campeonato. Este año hemos ido subiendo el tirmo y hemos estado cerca de ganar alguna carrera, pero nos hemos quedado siempre en la retaguardia. Los tres que estamos ahí delante en la clasificación podemos ganar el fin de semana del 4 y 5 de noviembre”.

Esta ha sido la primera vez que Cuenca ha arropado a las dos hermanas compartiendo vehículo, tensión, victoria y sonrisa en lo más alto del podio. Esperemos que sea la primera de muchas más alegrías para las conquenses sobre las cuatro ruedas.

Comentarios