Paco Pérez, el nadador de la eterna sonrisa y de las infinitas...

Paco Pérez, el nadador de la eterna sonrisa y de las infinitas medallas

Compartir

Paco Pérez es uno de los mejores deportistas de Cuenca, en la pasada semana ocupó numerosas portadas de periódicos al destacar sus cinco metales con la selección española en el Campeonato de Europa de Natación organizado por la Federación Internacional de Deportes para Personas con Discapacidad intelectual (INAS-FID) celebrado en París. Y se puede decir que Paco triunfó, pero es a lo que nos tiene acostumbrados, ya que sus ánimos para mejorar y para trabajar no decaen en ningún momento. Dedicado al deporte, al trabajo y a un vida que ordena en cada momento con una serenidad pasmosa. Permítanme la licencia de admirarlo, porque salía de la piscina del Luis Ocaña con su entrenadora Arancha Granero y se iba al gimnasio Magdala Sport con Ramón Fernández y Álvaro Cañada para seguir trabajando, un ejemplo.

Un ejemplo que hemos tenido la suerte de poder tenerlo en la redacción de eldeporteconquense.es junto a su entrenadora, vino con su eterna sonrisa y con sus cinco medallas. Allí nos dio una lección de deporte, de trabajo y de vida.

Algo nervioso al principio y mostrando algo de timidez, que no tiene en el agua, se mostraba feliz por sus metales. “Estoy muy orgulloso. Han sido cinco pruebas en las que he logrado cinco medallas, en 200 metros braza y 50 metros braza son las dos de plata y 50 mariposa, 100 metros braza y 200 metros estilo son las tres que he logrado de bronce”.

Nos contaba lo más complicado para él en este campeonato.”La de 200 metros braza ha sido la más complicada para mí, no esperaba lograr tantas medallas, contábamos con que la gran potencia era la selección de Rusia, pero hemos quedado detrás de ellos y estamos muy orgullosos”.

No ha dejado de acordarse de su entrenadora, Arancha Granero. “La técnica la velocidad y sus animos siempre los recordaba antes de las pruebas para poder hacerlas mejor.”

Aunque sus objetivos no terminan aquí y quiere llegar a lo más alto. “Quiero ser campeón del mundo, esa es mi expectativa y por lo que lucharé todo lo que pueda. Y me gustaría serlo en mariposa y braza”.

Arancha, más emocionada y con los pelos de punta, así como su cara de admiración y cariño miraba a Paco y nos contaba cómo vivió esos días. “Todos los días me llamaba para contarme las carreras, me las retransmitió él, no estoy orgullosa, estoy lo siguiente pero el mérito es todo de él”.

Cree que su nadados puede llegar donde le apetezca, porque tiene muy buenas condiciones. “Paco es un portento físico y yo confiaba mucho en él, ha demostrado todo lo que vale”, apuntaba Arancha.

No pudo estar con él y lo tocó sufrir desde la distancia. “Me ha tocado llorar por no estar con él, por no poder darle la enhorabuena y el abrazo tras las carreras, que es lo que me da la vida”.

El nadador es un ejemplo a seguir por todos. “Paco es responsabilidad en su trabajo, en su vida, con sus compañeros y a nivel deportivo es incansable y muy disciplinado”.

entrevista_paco_perez_arantxa_granero_medallas_02

Con la nueva categoría, Paco ha podido beneficiarse. “Ha costado mucho llegar aquí porque no había categoría de síndrome de down, ha costado mucho por parte de la federación española, porque competían junto a todas las discapacidades. Yo voy a darlo todo para que lleguen a lo más alto, tanto Paco como el resto de componentes del equipo”.

Pero Arancha también destaca a otros compañeros y a todo el equipo en general. “A nivel español tenemos a nadadores que destacan mucho, Alfonso suele quedar entre los tres primeros. Mariano también suele hacer pódium, el equipo de los relevos… En general todos se implican mucho y para mí todos son especiales. Silvia, Irene y María, cada una en su categoría lo da todo”.

Recuerda emocionada todo lo pasado. “Para mí ha sido brutal, no tengo otra palabra. Se me siguen poniendo los pelos de punta, y los tengo desde que me dijeron que estaba convocado para el Campeonato de Europa. Me lo pone muy fácil, nunca me dice que estoy cansado, no pone excusas, es muy trabajador”.

Volviendo con Paco, nos muestra su sacrificio, pero con ganas de seguir en el Club Natación Cuenca. “Llevo 18 años en el club, soy el más veterano, sé lo que es el esfuerzo y el sacrificio. Cuesta mucho llegar donde he llegado”

Pero lo que muy pocos saben, es que está compitiendo lesionado de una de sus rodillas. “Antes hacía fútbol y me dediqué más a la natación, me dijeron que era incompatible. Tiene el cruzado de la rodilla derecha roto y ha nadado así”.

Su casa está plagada de medallas. “La medalla que más me ha gustado fue la de al mérito deportivo de la Junta de Comunidades en 2015 por la temporada de 2014. Algunas las tengo colgadas y otras en los cajones”, sentenciaba.

Pero lo cierto es que su casa la tendrá llena de medallas, pero las mejores son las que hay en los corazones de los conquenses, que se han emocionado y seguro que lo seguirán haciendo junto a él. Un ejemplo en todos los sentidos, Paco Pérez.

Comentarios