Inicio Noticias Orientación Pantxo Almagro: «Me quedo con mal sabor de boca porque podría haberlo...

Pantxo Almagro: «Me quedo con mal sabor de boca porque podría haberlo hecho mejor»

El pasado fin de semana, durante los días 26 y 27 de septiembre, se celebró en Albacete el Campeonato de España de Orientación en Bici en varias categorías, una cita en la que compitieron un buen número de conquenses.

Entre ellos se encontraba Pantxo Almagro (Comcu), que finalizó en tercera posición en la prueba de distancia media y quinto en distancia larga. Venía además de salir victorioso en la segunda prueba del calendario 2020 de esta modalidad, celebrada en Figueira de Foz (Portugal).

Un retorno a la competición fantástico (pese a que el deportista esperaba tener mejores resultados en esta última), que desde Eldeporteconquense.es hemos querido repasar con él.

¿Cuáles fueron tus sensaciones a la hora de competir?

Fui un poco nervioso porque era el primer campeonato de España que afrontaba con el objetivo de hacer podio y conseguir alguna medalla.

Era una carrera complicada a la que se había apuntado muchísima gente porque todo el mundo estaba deseando correr. Yo quería hacerlo bien, no quería fallar e iba un poco con la presión personal de cumplir.

Una carrera muy centrada en la velocidad y no tanto en la orientación, ¿pudo pasarte factura este aspecto?

Yo creo que sí. La carrera era sencilla en cuanto a orientación pero exigía mucha rapidez. Había algunos tramos en los que había que elegir una u otra ruta, pero tampoco era demasiado decisivo. Lo que marcaba la diferencia era la velocidad.

La primera carrera de media distancia eran alrededor de 20 kilómetros y la hice como un cohete a unos 20 k/h. Wso en orientación es una pasada. Había que pedalear muy deprisa y la orientación no pesaba tanto como cuando estuve el fin de semana de antes en Portugal donde la elección de ruta era muy decisiva, los caminos estaban más escondidos y las sendas eran más difíciles de encontrar y de seguir.

Primer campeonato de España con aspiraciones y aunque no fue todo lo bien que hubieras querido, conseguiste un tercer puesto y un quinto puesto. Aun así, ¿te quedas con la espinita clavada o te quedas conforme con el resultado?

Me molesta un poco porque he estado entrenado y preparándome ya sea con la bici o con la orientación y la verdad es que me quedo con mal sabor de poca porque podría haberlo hecho mejor. En la primera carrera tuve fallitos pequeños muy tontos que me hicieron bajar ese tiempo pudiendo haberme quedado primero. En la segunda sí que tuve un fallo muy grande ya que me equivoqué en una baliza, me salí y eso me quitó 5 minutos. Luego me di cuenta y me dio mucha rabia porque no me habrían hecho ganar, pero sí haber subido al segundo o el tercer puesto.

Además el domingo me caí y se mezcló un poco todo para no irme con el mejor sabor de boca.

Hablas de la preparación exhaustiva que haces de cada carrera. ¿Cómo es este proceso de planificación del recorrido?

Los  días previos de la carrera yo intento entrenar sobre todo dos cosas: el físico, tanto en bicicleta como corriendo para estar en buena forma física, y luego intento estudiar y preparar mapas. Tengo la suerte de que con el club en el que estoy se nos da la posibilidad de hacernos mapas para estudiar específico en bici en zonas de Cuenca. Luego además yo en casa, me siento con mapas de las carreras que he corrido. Los miro rápidamente, los tapo e intento recordar mentalmente el recorrido. Lo dibujo en un papel y luego intento ver si era ese como si estuviera yendo de una baliza a otra en carrera.

Muchas veces lo que se entrena sobre todo en orientación, que es lo que me falló este fin de semana, es el mirar los mapas en fatiga. No es lo mismo estar tranquilo en casa y mirar un mapa sin presión que cuando lo haces yendo a todo lo que das y no te llega la sangre al cerebro.

En carrera no puedes ir mirando el mapa continuamente y tienes que ir pendiente de cuando sale un camino a la derecha o izquierda. El ir en fatiga te hace a veces no saber muy bien en qué punto del mapa estabas o cuál era el camino que querías tomar.

Yo eso lo entreno. Llevo una mapa en la mano y me voy a correr. Pego un sprint de 2-3 minutos hasta que siento que me voy a asfixiar y entonces, miro el mapa para poder recordar puntos y trayectorias en fatiga.

En tu disciplina deportiva tenéis doble dificultad en el entrenamiento, ¿lo hace esto una práctica más compleja al tener que aunar el trabajo físico con el mental?

Lo bueno y lo bonito de este deporte es precisamente eso. Tienes que estar bien físicamente para aguantar e ir deprisa, y por otra parte tienes que tener agilidad mental para leer los mapas y leerlos bien además de saber si un camino tiene más cuesta que otro o uno es más corto o más largo.

Este deporte permite compensar. Hay gente que no está tan fuerte físicamente pero lee los mapas mejor y toma mejores elecciones de ruta y entonces tarda menos. Tener experiencia y saber interpretar bien prima mucho.

En las últimas carreras has estado rodeado de fuertes medidas sanitarias y protocolos. ¿Ha cambiado mucho tu deporte desde estas nuevas formas de practicarlo?

Yo he corrido dos carreras desde que se acabó el estado de alarma y empezó la nueva normalidad. Tanto en la que hice en Portugal como en esta de Albacete la verdad es que ha estado todo muy bien organizado. Tú vas con la mascarilla hasta la salida y ahí ya te la puedes quitar y cuando acabas la carrera te la vuelves a poner. Lo bueno de la orientación en bici es que como salimos de cajones diferentes, mantenemos la distancia todo el rato y luego en carrera te cruzas con la gente pero a una gran velocidad.

No ha habido ningún problema. Lo malo es que es un deporte que no es muy grande y nos conocemos todos y es raro el estar así a la hora de juntarse y hablar. La gente respeta mucho el tema mascarilla, distanciamiento, geles, etc. y, aunque nos apetece mucho vernos y abrazarnos y cuesta mucho no hacerlo, pues lo hacemos porque la gente quiere correr y somos conscientes de que hay que cumplir unos protocolos para que se permitan las carreras y disfrutar de este deporte.

¿Cómo has salido tan fuerte del confinamiento para llegar a estar a este nivel tan alto?

En el confinamiento lo pasé muy mal, pero sí que es cierto que yo me planté y al tener las 24 horas del día para mí, me puse a hacer entrenos específicos, sobre todo mirando mapas. También hay programas en el ordenador y juegos para hacer orientación.

Además entrené en casa. Por suerte tengo un pasillo largo y me lo recorría trescientas veces. Estuve muy activo, no me vine abajo y me propuse seguir adelante para cuando todo pasara.

En mayo sí que vino la explosión. Empecé a doblar entrenos y el verano me lo tomé un poco más relajado pero con muchas ganas de competir. La ilusión y las ganas por volver a competir también han jugado un papel muy importante para que yo esté así de bien.

¿Próximos objetivos y aspiraciones? ¿Dónde tienes puesto el foco de cara al futuro?

Respecto a la orientación en bici, este año en principio no iba a haber más carreras pero esta última semana, la última de la Liga Andaluza en Sevilla, se ha incluido dentro de la Liga Nacional. Son dos carreras igual que este fin de semana, media y larga, y serán el 28 y 29 de noviembre.

El año pasado yo me quedé tercero en Liga Nacional. Iba segundo, pero se dan puntos a aquellos que organizan eventos y el que iba tercero me adelantó al ser organizador de un par de carreras.

Este año voy primero y aunque tengo al segundo pisándome los talones, le he ganado tanto en Portugal como en Extremadura. Este fin de semana le gané en la media y él a mí en la larga y estamos ahí, ahí. Si le gano una de las carreras en Sevilla me quedaría primero en la liga y ese es mi objetivo principal; quitarme la espina del año pasado y completar un año en el que he participado en todas las carreras y he estado a buen nivel. En Extremadura hice segundo, en Portugal primero y en Albacete sabía que iba a estar complicado pero aun así hice tercero en media distancia.

Espero poder llevarme el de Sevilla, pero el problema volverá a estar en que va a ser una carrera muy rápida. Entrenaremos mucho ya que tenemos todo octubre y todo noviembre.

También están haciendo el Campeonato de España de Raids de Aventura que consiste en varias etapas de bici y carrera con orientación que se combinan con escalada, tirolina, tiro con arco… es muy divertido. Me voy a apuntar con otros compañeros y a ver qué tal la experiencia.

Será el del 31 de octubre al 1 de noviembre y el fin de semana siguiente, el del 7 de noviembre será el Campeonato de España de Rogaine, que es una modalidad de orientación que son seis horas corriendo por equipos.

Iré con un compañero que estaba en el equipo, con el que hace tres o cuatro años nos quedamos terceros en liga de rogaine durante tres años consecutivos.

Comentarios