Inicio Noticias Raqueta El Cuenca Squash Club cerró con solvencia la organización de un histórico...

El Cuenca Squash Club cerró con solvencia la organización de un histórico Campeonato de España Absoluto de Squash

Solo ha pasado un día desde que finalizó el Campeonato de España Absoluto de Squash, pero ya es tiempo suficiente para valorar de manera exitosa la organización del Cuenca Squash Club. La confianza que depositó la Federación Española de Squash en el club conquense se vio recompensada con un conjunto dedicado en cuerpo y alma a que todo se desarrollara a la perfección. Incluso algunos jugadores del equipo prefirieron no competir en una cita nacional (a pesar de que era una oportunidad única para estar en la fase previa) y estar centrados en la organización, caso de Álvaro Muñoz o incluso el presidente Julián Alberto Niño.

Otros sí jugaron, pero estuvieron al quite para solventar cualquier problema. Justo Fernández, Carlos Herraiz, Víctor Suárez, José Luis Martínez, Óscar Montoya, Miguel Ángel Ortega, Luisan Rosillo, Ángel González, Alberto Sánchez, Miguel Poyatos, Javier Fernández y un largo etcétera compartieron la responsabilidad de la organización, ya fuera para pasar la mopa, dirigir a los jugadores o darles la bebida. Un trabajo necesario y humilde, que hizo que una cita tan importante y prestigiosa resultara tan cercana.

Este campeonato pasará a la historia por ser el primero que acoge en Cuenca, pero además siempre será recordado por lo que sucedió en la pista. Por primera vez en 17 años, y sin lesión mediante, Borja Golán no salió vencedor del campeonato nacional (llegaba con 16 victorias en las últimas 17 citas). Edmon López, con un soberbio partido, fue el encargado de acabar con semejante racha. Pero el gallego dio una lección sobre la pista de pundonor y coraje, pero sobre todo fuera, a la hora de asumir la derrota y felicitar a su rival. El propio ganador también tuvo palabras de elogio para su ídolo, tal y como definió a Borja Golán.

El éxito de organización se vio refrendado por el público, que pobló durante tres días (desde el 8 al 10 de febrero) la grada principal. Las finales, tanto masculina y femenina, requirió de un banco extra para la afición, amén de estar completamente lleno el pasillo. A ello hay que sumarle la retransmisión en directo de LaLiga4Sports, más el seguimiento por todo el país del campeonato, hechos que pusieron a Cuenca en el candelero durante estos días.

Diríamos que se trató de una cita irrepetible, aunque dada la trayectoria del Cuenca Squash Club, seguramente en próximas fechas vuelva a acoger un evento deportivo de renombre en este deporte. Sin ir más lejos, para noviembre volverá a ponerse el mono de trabajo, ya que tendrá que acoger el Campeonato de España de Segunda Categoría.

Comentarios