El ‘Astillas’ y el rugby conquense se hicieron notar en Monzón en...

El ‘Astillas’ y el rugby conquense se hicieron notar en Monzón en el torneo de delanteros Fat Rugby

Compartir

La expedición conquense del Club Rugby A Palos disputó el pasado fin de semana el torneo de delanteros “FAT Rugby” bajo el sobrenombre de Club Rugby “Astillas”. Una participación en el peculiar evento limitado a pesos superiores de 90 y 70 kilos, en hombres y mujeres respectivamente, que se saldó con un 10º puesto para el combinado masculino y la cuchara de madera para el equipo femenino.

El ambiente festivo y de convivencia comenzó el viernes con la presentación del torneo donde los conquenses dejaron huella de su buen hacer en los terceros tiempos. Una vez realizados pesajes con algún que otro rezagado ingiriendo zumo de cebada en cantidad para poder pasar el límite, todo quedaba visto para sentencia en el día de competición.

La jornada deportiva discurrió con suerte dispar para las secciones del “Astillas”. Los chicos comenzaron imponiéndose en su primer partido 19-7 al “Fatbarians” pero cayeron en los dos restantes de su fase de grupos contra los combinados navarro y vasco de “Giona Warriors” y “Txingordis”, lo que le relevó a la categoría “Bronce” en la segunda fase. Una vez ahí, los conquenses perdieron la opción de pelear el metal tras ser derrotados ante “Pottolok” por 14-7 y quedaron relegados a la “consolidación” donde lograron despedir el torneo con un triunfo ajustado (12-7) y salvando un ensayo rival en la última jugada del partido. Ensayaron en total para los conquenses Mario Gómez (4), Guille García (2), Alberto Hernández, Cristian “Marci” y Marcos Sarria. Destacó la presencia de jugadores como el juvenil Nacho Saiz y reincorporaciones como Fran Verdú y José Humanes.

Por otro lado, las jabatas se llevaron la “cuchara de madera”, trofeo que se otorga al equipo que no logra ninguna victoria. Pese a la estadística, las jugadoras conquenses demostraron progresión y empuje en sus partidos, pagando demasiado caro los pequeños despistes que decantaban el choque ante las rivales. Buena muestra de ello fueron los resultados ajustados de sus partidos. Ensayaron en los cuatro enfrentamientos del femenino Fátima García en dos ocasiones y Lucía Casado. A la expedición conquense se unieron jugadoras de Madrid y Córdoba.

El evento marca el inicio del calendario veraniego de torneos del equipo conquense. La próxima parada será un campeonato de rugby playa al norte del territorio nacional, nada más y nada menos que en Santoña (Cantabria).

PLANTEAMIENTO DE FUTURO

De manera paralela, el equipo conquense no sólo sigue trabajando en los terrenos de juego. La Junta Directiva del club ha acordado reunirse la próxima semana para hacer balance de la campaña pasada y planificar la próxima temporada y los futuros proyectos para el club. Una cita vital en la que tratar temas con el creciente interés del rugby en los practicantes más jóvenes, la profesionalización y titulación de jugadores mediante cursos, o la organización de un torneo veraniego, tal y como se realizó en el verano de 2016.

Comentarios