Inicio Noticias Rugby Los dos clubes del A Palos caen en su estreno en la...

Los dos clubes del A Palos caen en su estreno en la competición

Imagen de Jesús García Palomares.

El XV femenino cayó derrotado ante el San Roque Rugby mientras que el masculino sufrió la misma suerte frente al Tatami ‘B’

El Club Rugby A Palos comenzó como visitante una temporada histórica para el rugby conquense al contar con dos equipos federados en competición oficial. Por un lado, el conjunto femenino dirigido por Alberto Hernández se estrenaba ante el San Roque Rugby, mientras que el vigente subcampeón de la 2ª Territorial, el cuadro masculino del A Palos, comenzó su campaña ante el Tatami B. Ambos partidos celebraron un minuto de silencio en memoria de la jugadora del club conquense, Cristina Martínez.

Las jabatas pagaron la novatada en su estreno ante un rival consagrado del rugby femenino valenciano. El combinado del San Roque, que cuenta con jugadoras del Edetans y el Paterna Ciencias, mostró una superioridad en el marcador de principio a fin que sólo se vio rota por el acto de pundonor de las conquenses sobre la media hora del partido con el primer ensayo de su historia, obra de Sara Blasco. A la conclusión del juego reglamentario, la victoria fue para el San Roque por 43-5.

“Jugamos mucho mejor la primera parte que la segunda, dominamos los primeros diez minutos con un sistema claro, entradas correctas y fases de juego sin errores, sin embargo su presión a nuestra línea nos causó varios problemas”, señaló el técnico Alberto Hernández destacando el histórico primer ensayo oficial del equipo fruto de una jugada de touch. “Las aportaciones en líneas generales fueron muy buenas, imagino que el cansancio y esa falta de experiencia llevaron a fallos que decantaron el marcador demasiado. Una por una estoy orgulloso de mis jugadoras porque han jugado bien, tenemos que seguir trabajando la conexión en colectivo, pero hay buenas sensaciones de cara a una proyección importante, la experiencia nos la tienen que dar los partidos”, añadía Hernández.

Por su parte, el XV masculino se veía las caras contra el Tatami ante toda una incógnita de partido debido a la particularidad de su rival, un filial que cada año sufre una gran renovación de plantilla, y por la propia del equipo conquense, lastrado por una pretemporada con falta de trabajo específico y renovación en el plantel de jugadores. Sólo 17 efectivos viajaron a Valencia, un hándicap demasiado grande y que le costó la primera derrota de la temporada.

En el segundo minuto de juego se adelantaron los locales con un ensayo que los conquenses lograron contestar al cuarto de hora de partido con transformación incluida por medio de Iván Luján ‘Mini’, poniendo el marcador a su favor (5-7), pero antes de llegar al descanso, Tatami infligió dos ensayos más a los conquenses dejando el resultado al parón intermedio en 19-7.
En la reanudación, A Palos volvió a sufrir un deja-vú y Tatami anotó un nuevo ensayo a los pocos minutos. Si bien, los de Carlos Villar lograron ensayar por dos veces volviendo a acercarse en el marcador gracias a las dos marcas de Eric ‘Bekelar’ (26-19). Pero el Tatami terminaría de rematar el partido pasada la hora del pitido inicial con un puntapié de castigo y más tarde con un ensayo de castigo que dejaría el marcador en el 36-19 final.

“Nos medimos a un rival mucho más pesado, dominaron desde muy pronto el juego de delantera y los rucks y su presión nos llevó a cometer errores que se transformaron en ensayos rivales. Fue el juego con rapidez lo que hizo al equipo entrar en el partido, y después del ensayo, el choque entró en un continuo toma y daca para hacerse con la posesión. Con la lesión de Ivo, debutó Pablo haciendo un buen trabajo en las meles, pero el dominio en las touch del Tatami nos hacía retroceder continuamente. Pese a estar por debajo, el grupo no se vino abajo y peleó por el balón, pero el cansancio y las molestias en algunos jugadores nos obligó a reordenar la línea”, afirmó Villar tras el encuentro realizando un análisis del mismo. Para el técnico del XV conquense, la preocupación no es alarmante, “la corta pretemporada, la falta de entrenamiento con el melier y sesiones específicas de touch y líneas se vieron como el hándicap más claro, por el contrario, la recuperación y búsqueda de juego ordenado y la presentación de defensa en todo momento augura una segura progresión, especialmente con la recuperación de las bajas de jugadores”, añadía.

Ambos equipos volverán a jugar el próximo fin de semana del 20 de octubre, lo harán eso sí como visitante, ya que el femenino debía jugar su primer partido en Cuenca pero ante la indisponibilidad de campos deberá invertir el orden de sus partidos. Así, las chicas se verán las caras ante Tatami RC, mientras que el XV masculino viajará hasta Elche para reeditar la pasada final por el título liguero.

Comentarios