Inicio Noticias Entrevistas Cabrejas: «Mi objetivo era bajar el tiempo de 12 horas, y lo...

Cabrejas: «Mi objetivo era bajar el tiempo de 12 horas, y lo conseguí»

Javier Cabrejas
Javier Cabrejas en una carrera anterior. Foto cedida por él mismo.

El conquense completó su primer Ironman en 11 horas y 35 minutos.

Javier Cabrejas cumplió 23 años el pasado sábado y decidió celebrarlos como más le gusta, compitiendo. Además, lo hizo de una forma muy especial, su primer Ironman y con el premio final de ser tercero en el grupo de edad 20-24 años. El triatleta conquense nos cuenta sus sensaciones después de tan dura carrera.

Pregunta: ¿Qué se siente después de tu primer Ironman?

Respuesta: La verdad es que bastante emocionante, porque en ningún momento esperaba hacerlo tan joven. Tenía el de Monegros en Julio pero lo cancelaron y ya estaba preparado para ese. Pero me encontré con su suspensión a cuatro días de la carrera. Yo ya tenía toda la temporada planificada y tuve que cambiar otra vez todo y eso ha convertido en un caos esta temporada. No pensaba que se me fuera a dar tan bien. Vi el de Gandía, y aunque el de victoria era una semana después al de Monegros salía muy caro el desplazamiento, por ello me decidí por este por ser una salida más asequible. Aunque sea a final de temporada lo había planificado para este año y así he podido completar el objetivo del año.

P: Además, quedaste tercero en tu grupo de edad, ¿Esperabas este puesto?

R: No, la verdad es que no lo esperaba. Creo que éramos unos doce en la categoría y yo no esperaba que fuese a hacer pódium. La verdad es que me sorprendí bastante, porque salí de la natación en primer lugar, y al estar mi cuñado y mi padre, que veían por internet la clasificación actual, me iban diciendo cómo se encontraban los rivales. En la bici llegué tercero junto al segundo, y dije, por qué no intentarlo. En la carrera empecé bien corriendo, con un buen ritmo, pero al ser 42 kilómetros y que nunca había hecho una maratón tampoco, pues al final se hacen pesados y tuve que bajar el ritmo. Me iban diciendo como iba el cuarto, y al sacarle sobre una hora, lo tomé con tranquilidad. La verdad es que se dio bastante bien.

P: Debutabas por tanto en Ironman, en Maratón. ¿Esto es de locos, o casi?

R: Si, debutaba en ambas cosas. Nunca había hecho una Maratón, lo máximo unos 30 kilómetros de montaña y medias maratones, que he hecho más de una en los medio Ironman. En la bici tampoco había hecho nunca tanta distancia, sí alguna salida de 150 o así, pero a tanto no había llegado. Y por supuesto, todas seguidas, no lo había hecho nunca.

P: ¿Qué recuerdas de la carrera?

R: Yo en la natación, al salir tanta gente, no sabía como salían los demás. Pensaba que salían tranquilamente al ser muchas horas pensé que los ritmos no serían los mismos que en carreras más cortas. Pero la verdad es que tuvo un ritmo alto, sin ser muy rápida, sí que era exigente. Intenté meterme en el grupo de cabeza aunque me descolgué un poco. Cuando llegué a la boya de giro me di cuenta de que iba solo. El primer grupo estaba a cien metros y tuve que apretar bastante para cogerlos durante 200 o 300 metros. Si no lo llego a hacer me habría perjudicado, porque hacer solo todo el segmento de natación me haría ir peor en la bici. Tuve la suerte de coger el primer grupo y después, a falta de 400 o 500 metros se fueron, yo me quedé con las élite femeninas, pero era imposible seguir a los grandes, porque llevaban un gran ritmo.
En la bicicleta se hizo pesado, sobretodo la última vuelta. Se dio la circunstancia de que cambió el aire y tenerlo en contra en los últimos 60 kilómetros se hizo muy duro.
La verdad es que en esta carrera conseguí despejar el pensamiento del sentir de las piernas. Eso me hizo sentirme mejor y es una experiencia que nunca había vivido pensándola desde esa perspectiva. Esto a mi me ocurrió en la carrera a pie. Esa es muy mental, porque después de los kilómetros y el cansancio que llevas, pensar que te quedan 42 kilómetros de carrera a pie, cuando encima es lo que más me cuesta, puede ser mortal. Conseguí no pensar en los kilómetros y concentrarme solo en correr.
Por todo esto, la experiencia que he tenido me ha gustado mucho de cara a repetir este tipo de carreras en el futuro. Me encuentro mejor en los Ironman porque los ritmos no son tan altos y no vas tan sofocado. Vas más tranquilo aunque sean más kilómetros.

P: ¿Cuál fue el mejor segmento para ti?

R: En cuanto a tiempos, el de natación, lo bajé de la hora y salí muy bien posicionado. En bici seguí el ritmo que tenía pensado llevar, e incluso mejoré los tiempos. En cuanto a la cabeza, la bicicleta.

P: ¿Qué es lo que piensa un triatleta cuando va en un Ironman?

R: Sinceramente, cuando vas nadando tanta distancia no ves las boyas, no sabes cuanto queda, te vas fijando en la gente y solo piensas en cuándo llegarás. Se hace eterno. En bici, como eran tres vueltas, haces una y te conoces el recorrido. Lo más duro psicológicamente es la natación, porque parece que no acaba nunca.

P: ¿Te marcaste un objetico antes de esta prueba?

R: Claro que tenía un objetivo. Era bajar el tiempo de 12 horas. Conseguí hacerlo y dejarlo en 11 horas y 35 minutos, lo conseguí, así que estoy muy contento.

P: ¿Qué tipo de entrenamientos hacías para un Ironman?

R: Sobretodo son tiempos de entrenamientos más elevados. Las salidas en bici con más kilómetros, etc. Es simplemente ampliar los entrenamientos. Quizá lo que más ayuda son las salidas largas en bicicleta los fines de semana.

P: ¿Qué puedes decir que has aprendido de este Ironman?

R: El cambio de mentalidad de una carrera a otra, del Triatlón al Ironman. En la bicicleta tú ves que te pasa gente y piensas, si fuese una carrera más corta podrías ir a su ritmo. Pero en ese momento tienes que pensar que es una carrera muy larga. Cuando vas por el kilómetro 30 y ves que te adelanta gente piensas: yo podría ir a ese ritmo. Pero si lo haces aguantas la mitad, y eso pasa mucha facturas. Eso es lo que he aprendido, el control de los ritmos, mirando el reloj. En un triatlón olímpico eso no lo miras, vas por sensaciones. En un olímpico vas a saco, aquí debes dosificar.

P: Ahora que lo has pasado, estás cualificado para aconsejar a alguien que se quiera apuntar por primera vez. ¿Qué le dirías a un compañero que te pide ayuda?

R: Que tiene que prepararse tanto física como mentalmente. Son distancias tan largas que tienes que tener la cabeza con unas cifras de distancia y no salirte de ellas. No puedes pensar negativamente en ningún momento de la carrera. Si piensas ¿qué estoy haciendo aquí? ¿Por qué llevo tanto tiempo en la bici, o tantas horas corriendo? Si empiezas así, empiezas a caer y no lo conseguirás.

P: Ahora que has conseguido tu primer Ironman, ¿Cuál es la siguiente meta?

R: La verdad, me gustaría hacer un Ultraman. Me gustaría hacerla este año pero primero tengo que hablar con mi entrenador para ver si se podría hacer este año y saber la inscripción de este tipo de carreras. Si no puedo hacer esto, hacer otro Ironman, supongo que el de Frankfurt o alguno así para intentar clasificar para Hawaii en alguno que ofrezca plazas para este. Sería muy bonito.

Comentarios

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here