Inicio Noticias Entrevistas Pepe Miota, el conquense detrás del Campeón del Mundo, Mario Mola

Pepe Miota, el conquense detrás del Campeón del Mundo, Mario Mola

Pepe Miota estirando con Mario Mola.

Detrás de todo gran campeón existe un gran cuerpo técnico que le avala. Este es el caso de Mario Mola, que se proclamaba el pasado domingo Campeón del Mundo de Triatlón. Él está entrenado por Joel Filliol, y en su equipo se encuentra Pepe Miota. Un Doctor en Fisioterapia y Licenciado en Educación Física conquense que ha estado siempre ligado al triatlón. Ahora, ha visto crecer y coronarse a un campeón del mundo.

¿Qué experiencia has tenido al entrenar a un Campeón del Mundo como Mario Mola?
Es una experiencia muy buena a todos los niveles, tanto personal como profesional. Gustándome como me gusta el deporte y más concretamente como he disfrutado siempre el triatlón, es una experiencia perfecta. A nivel laboral, trabajar con deportistas de élite, es muy enriquecedor. Además te permite viajar, conocer sitios y culturas. Afrontas situaciones muy variadas. Además, los deportistas son gente muy campechana y actúan dentro de la normalidad absoluta. Mucho más de lo que yo podía pensar a priori.

¿Cómo es la rutina de entrenamiento para un grupo tan profesional?
Ellos tienen un planning de entrenamiento casi personalizado que, además, Joel Filliol va ajustando casi al minuto conforme a las necesidades del deportista. Viendo cada entreno diario si tiene que modificar algo lo hace al minuto viendo las sensaciones que tienen los deportistas. La clave está en eso, ya que es un sistema de entrenamientos muy convencional. No hacemos nada extraño ni especial. Él escucha e intuye muy bien como van a nivel de esfuerzo o las recuperaciones después de la carga de trabajo. En cada caso ajusta lo necesario para tener calidad durante todo el año. Está muy encima de los deportistas y ahí es dónde tenemos el punto fuerte.

¿Cómo has visto la progresión de Mola?
La progresión que Mario Mola lleva durante los últimos años lo dice todo. Pasó del tercer puesto a los dos subcampeonatos y al final es Campeón del Mundo. Esto requiere una dedicación casi exclusiva. En realidad lo es aunque Mola es un chico con muchas inquietudes y que no ha dejado de formarse. Ha terminado su Licenciatura o empezó con un curso de alemán. Las pocas horas que tiene de descanso, las aprovecha.

¿Cómo es Mario Mola en la distancia corta?
Mario es un profesional y tiene hasta tres y cuatro sesiones diarias de entrenamiento. Al final esa dedicación es también comer o descansar y sus estudios. Es muy inquieto, tiene la cabeza muy bien asentado y es muy cultivado.

¿Qué sentiste al saber que era el nuevo campeón del mundo?
La verdad es que es un orgullo y una sensación muy bonita. He compartido muchos meses con él y sé el esfuerzo y sacrificio que se ha hecho ha tenido una bonita recompensa. Finalmente se vio ensombrecido por lo que pasó en la carrera final, pero es un trabajo que se lleva haciendo desde marzo, con una regularidad enorme de trabajo continuo al que hay que unirle los viajes. Parecía que lo ha ganado de chamba, pero en estos deportes la suerte no existe. Son nueve pruebas a lo largo de todo el año y rendir durante esos meses al mas alto nivel y después conocer tu propio cuerpo, que al fin y al cabo es el que gana. En resumidas cuentas es una alegría enorme porque es un chico muy sanote (sic) y profesional, que lo merece muchísimo.

¿Qué opinión te merece el tan mencionado gesto de los hermanos Brownlee?
Creo que, visto de forma objetiva, es un movimiento ilegal y que no hace nada bien al deporte. Con esto se sientan precedentes un poco feos. Ha habido ya carreras en las que se habían saltado las normas. Esto viene porque son ellos, unos capos ya que la Federación Británica tiene mucho poder. Dentro de que sea una imagen muy impactante, no es un ejemplo bueno sobretodo para el triatlón popular. Ahí cada vez hay carreras de más larga distancia y la gente llega a niveles agónicos, rayando los problemas de salud. Pasó algo parecido cuando Iván Raña corrió descalzo en Madrid. A la semana teníamos gente con fracturas o diversos problemas por imitarlo y no tener en cuenta que ellos con profesionales que han preparado esto. Además, el nivel de extenuación al que llegó Brownlee hace un flaco favor al deporte. Es una imagen muy impactante, que da la vuelta al mundo, pero no es un ejemplo.

Pero es un gesto totalmente fuera del reglamento…
A nivel de la legalidad, se ve que está completamente fuera del reglamento. Es como subirte a caballito y te llevan. Por si solo no habría llegado a meta. Le pasó exactamente lo mismo en Australia, aunque allí fue capaz de llegar, iba rebotando con las vallas. Allí le adelantó Fernando Alarza en los últimos 50 metros. Ellos son los mejores del mundo pero es un factor que ellos tienen que valorar y calcular.

¿Como se explica ese bajón físico a pocos metros del final?
Es increíble. Me gustaría que hubiese estudios sobre esto. Puede ser que no disipen bien el calor. Me gustaría que hubiera mediciones de temperatura interna porque es lo que básicamente hace que el rendimiento baje de esa forma. No sé como son capaces de llegar a ese nivel de extenuación. Son capaces de correr a 3:10 y, de repente, colapsar. No son capaces de dar un paso más. Deberían bajar el ritmo y ajustar un poco, pero ellos van a ese ritmo hasta desfallecer. ¿Cómo es posible que ellos no puedan bajar el ritmo y que pasen de darlo todo a colapsar? De verdad, lo deberían estudiar más. Al hermano mayor también le pasó en Londres, dónde las condiciones climatológicas no son tan males. Su sistema no debe avisarles a tiempo para parar.

Pepe Miota con su grupo de trabajo.
Pepe Miota con su grupo de trabajo.

Pero, ¿esto se debe a una mala gestión?
No sé si no lo intuyen o no lo ven venir. Con haber gestionado mejor el esfuerzo se habría llevado el gato al agua. No sé si él quiso dejar al sudáfricano antes para que no le ganase o simplemente no pueden aguantar su cuerpo. Me hace plantearme dudas acerca de cómo van a gestionar el esfuerzo cuando pasen a la larga distancia. Nunca se sabe, es una incógnita y el futuro es impredecible. La imagen fue muy impactante pero, para nada es la mejor para el crecimiento del triatlón. Es una imagen que ha visto todo el mundo. La gente pensará que se tienen que lanzar hasta la extenuación. Esto no puede ser así, hay niveles que no se pueden sobrepasar. Si no les pasa a ellos, seguro que algún disgusto habrá.

¿Esto no es nada saludable?
Si, está fuera de todos los límites. Si por lo que sea tiene algún problema, imaginad cómo se habría sentido el hermano mayor. Decir «lo he arrastrado a morir». Es un «esfuérzate hasta el final». Podría haber pasado muchas cosas. Están tentando la suerte hasta que un día pase algo. Si llega a ocurrir esta semana imagina cómo se sentiría el hermano mayor, solo por el hecho de conseguir ganar. Ahora se vende el hecho de que son hermanos y es un gesto de fraternidad. Si es para entrar el 15, entrando andando los dos, bien hidratados, pues bien. Pero ahí pone el ganar un campeonato del mundo por encima de la salud de su hermano. Piensas en él, pero de una forma egoísta, por encima de la salud. Afortunadamente no pasó nada y no hizo falta reclamar para que Mario Mola fuera campeón. Si hay gente que se ha visto afectada. Fernando Alarza, con la descalificación habría sido segundo del mundo, o Richard Murray habría sido tercero en la carrera y cuarto en el ránking mundial, osea que si tiene su transcendencia. En un deporte tan pequeño y con tan poco dinero es una diferencia grande porque has dejado de ganar decenas de miles de euros. Además de los patrocinios, los bonus por resultados, etc. Es más de lo que parece. Un futbolista de alto nivel puede ganar los 50.000 euros haciendo un rondo, pero aquí no.

El gesto de «ilegal» de los hermanos ha dado que hablar y se están destapando otros anteriores de ellos, ¿es tal y cómo se dice?
No es la primera vez que ocurre un gesto así con los Brownlee. Mario Mola ya explicó en Cope que hace unos años Allister salió sin atarse el casco, totalmente fuera de la legalidad. Es demostrable y comprobable y no hubo ninguna sanción. Por ejemplo, a Richard Murray que se dejó el bote de agua en el calentamiento antes de echarse al agua, lo penalizaron. No hay el mismo rasero para todos.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención del mundo profesional del triatlón?
Lo que más me llamó la atención al principio fue la sencillez, profesionalidad, y normalidad que todo tiene en el día a día. Lógicamente tienen tres o cuatro sesiones de entrenamiento, pero por lo demás es todo muy normal. Es muy sencillo, ellos trabajan desde una sensatez increíble. Hay amateurs con más parafernalia que los profesionales con los que yo he trabajado. Si ellos te dicen que van a rodar tranquilos, puedes hacerlo porque lo harán así. Para un amateur, ir tranquilo, es darlo todo. Mucha profesionalidad dentro de una vida sana, normal y mucho sacrificio.

¿Cómo ves el futuro del triatlón?
Ahora mismo, el triatlón está en alza. Es un crecimiento exponencial increíble. No sé si en el futuro llegaremos a un circuito más profesional. No sé qué ocurrirá. A nivel de los que estarán ahí de nuevo, dependerá de los que se cambien a la larga distancia, pero seguro estarán Richard Murray, Mario Mola, Jonathan Brownlee, Fernando Alarza, aunque también hay algunos triatletas que están nadando bien y son capaces de mantener los huecos que se abren en la bicicleta. Dependerá de quien se sume al grupo del corte en el agua. La estrategia está clara. Dependerá de los triatletas que se metan en la escapada y el tiempo que saquen. Los tiros irán por el mismo camino. Empieza nuevo ciclo olímpico y habrá que ver quien llega nuevo.

¿Ves algún triatleta con posibilidades a nivel de Castilla-La Mancha?
A nivel de Castilla-La Mancha habrá que ver a David Castro puede dar el salto y competir más en Series Mundiales. La verdad es que cuando se le ha dado la oportunidad no ha tenido fortuna. pero estaría muy bien tener a otro castellano-manchego ahí metido.

¿Y a nivel de Cuenca?
Este año he perdido un poco la pista de Rodri. En 2014 tenía más contacto con él. Entonces se vino a Lanzarote y estuvo entrenando conmigo tres semanillas. Entonces despuntaba y fichó por Diablillos. Sé que está compitiendo un montón y que a nivel nacional hace buenos resultados. Lola, por su parte, lleva una progresión enorme desde que empezó. Tengo oído que hay otro chico, Alberto Roldán, que está despuntando. Ojalá sigan esa progresión y cumplan también en los estudios. Dar el salto profesional es complicado y los estudios tienen que estar presentes. Charlie con esto les da buenas pautas, están en buenas ganas.

¿Algo más que quiera añadir Pepe Miota?
Dar la enhorabuena a Mario Mola, ya que ha sido un placer estar con él estos dos años. Me muestro muy orgulloso de estar en ese grupo y formar parte de ese éxito. Además, animar a los chicos de Trischool, tanto pequeños como mayores que están haciendo una buena grupeta. Desear que tengan unas buenas carreras para el final de temporada y un buen inicio de la siguiente.

Comentarios