Inicio Noticias Triatlón Mario Mola: «Sin Gómez Noya hubiéramos visto mucho más difícil alcanzar todo»

Mario Mola: «Sin Gómez Noya hubiéramos visto mucho más difícil alcanzar todo»

El triatleta español Mario Mola celebra un triunfo en las Series Mundiales. - FETRI - Archivo

El campeón del mundo de triatlón Mario Mola hizo un repaso a su carrera, desde los inicios en natación hasta ser tres veces el mejor del mundo, con la actual temporada detenida por la crisis del coronavirus, una trayectoria que, como para muchos, ayudó tener el ejemplo de su compatriota Javier Gómez Noya.

Mola, tres veces campeón del Mundo (2016, 2017, 2018), mantuvo una charla en el Instagram de la Federación Española de Triatlón este jueves que comenzó contando cómo se inició en la natación, «aunque sigue siendo el deporte» que más le cuesta. Por 2004 comenzó a entrenar las otras dos disciplinas del triatlón.

El balear estuvo entre Barcelona, por estudios, y Madrid por su ingreso en la Blume, y su debut en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fue para disfrutar. «Disfruté de la experiencia, de la Villa con los deportistas con los que sueñas. La carrera por aquel entonces hice todo lo que pude. Terminé el 19º, pero el resultado por aquel entonces era lo de menos, con 22 años», afirmó.

Sin embargo, en el ciclo siguiente, Mola se puso las pilas. «Después de Londres y a final de año decidimos apostar un poco más por nuestro compromiso y nivel de energía. Nos unimos a un grupo de trabajo internacional. Intentar ser más profesional y saber lo que hace la gente de primer nivel. Doy un paso adelante en resultados desde el principio», explica.

«A pesar de no ser campeón puedo subir al podio en la clasificación general en los tres años previos a esos Juegos, y lo hago por detrás de Gómez Noya, que es como estar arriba del todo. Qué suerte hemos tenido de tener a Javi, de no haber sido por él hubiéramos visto mucho más difícil alcanzar lo que se ha podido hacer en todos estos años», añade.

A pesar de la preparación, la competición siempre es impredecible. «Llego a Río con otras aspiraciones con el objetivo de pelear por las medallas, pero esto es deporte y a veces no vale con llegar con el mejor estado de forma posible. Si hay gente que compite mejor hay que aceptarlo», comenta.

«Yo considero que en Río hice la mejor carrera que pude, pero en ese grupo de 20 unidades yo estaba el último, hubo un corte y no tuve posibilidad de contactar con los primeros. La medalla no es lo más importante, para mí es más importante todo el proceso. Eso me ha dado más ganas y más hambre», recuerda.

Mola se convirtió tres veces en campeón del mundo y mantiene el optimismo en medio de una crisis sin fecha final. «Después de la cancelación de Abu Dabi tuve la suerte de poder competir en el Nacional de Cross. Viajé a Estados Unidos pero en cuestión de días todo fue un tremendo fiasco y regresamos a España», afirma.

«El calendario quedaba todo en el aire, hemos descansado y cargado baterías. Todos queremos que vuelva la competición. Mi ilusión es poder volver a competir en este año, ya sea en una prueba de Campeonato del Mundo a un solo evento, como antes de 2008, o con cualquier prueba que pueda haber en el calendario. No está uno para elegir», explica, sin descartar correr si se disputa la prueba nacional en Banyoles.

Sobre su futuro, Mola prefiere ir despacio, igual que a la hora de pensar en competir en otras distancias que no sea la sprint u olímpica, «centrado en el objetivo de los Juegos», incluido el relevo mixto. «Me llama la atención el mundo de los negocios, hay que estar preparados, pero no me he situado en nada», confiesa un campeón que confía le recuerden como «alguien positivo» que dio «emoción a las carreras».

Comentarios