Inicio Opinión “Algunos padres ven a los niños como cheques”

“Algunos padres ven a los niños como cheques”

La frase no es mía, es de César Sánchez que fuera portero del Madrid, Zaragoza,…, en Tiempo de Juego en la COPE y es muy esclarecedora.

Como podéis ver este en este artículo que escribí hace mas de un año, la problemática del deporte base y los padres (uso plural, pero el término se refiere a las familias) es algo que en vez de parar, sigue en aumento, hace unos meses fue noticia una portada de MARCA de un niño separando a su entrenador del arbitro al que increpaba.

No iba a escribir otro artículo incidiendo en el mismo tema por no ser repetitivo pero escuché esa frase que creo ilustra muy bien la raíz de muchas de estas situaciones. Un lamentable incidente, que ha trascendido a nivel nacional, producido en Lepe en un partido de fútbol de categoría INFANTIL, se dice pronto, con NIÑOS de 10-11 años tiene la culpa.

Es una frase dura, pero personalmente estoy convencido que es así, como cuando en los dibujos animados les ponen a los ojos el símbolo del dólar, igual ocurre con algunos padres en cuanto ven que su hijo destaca en algún deporte. Es difícilmente explicable para un adulto racional qué motiva a alguien a iniciar una batalla campal por una competición deportiva; pero si encima es de categorías inferiores ya… Me gustaría escuchar las explicaciones de esos padres a sus hijos del motivo que les ha llevado a pegarse entre ellos. Me imagino la cara de los niños viendo como los modelos de comportamiento que tienen se lían a tortas por un partido.

Luego, cuando vemos historias como estas siempre decimos: “si es que la sociedad en la que vivimos…”. No me vale ese argumento, nunca me ha valido porque la sociedad empieza por uno mismo y su forma de comportarse, si vas a un campo a ver una competición deportiva y te lías a mamporros, la culpa es tuya no de la sociedad. Y el ejemplo se lo estas dando a tu hijo y a todos los jóvenes que te estén viendo.

Por eso, quizá yo sea muy radical en las medidas que tomaría y son difícilmente aplicables pero jugaría los partidos de categorías inferiores sin la presencia de los padres, o que al mínimo altercado se parara el partido. Lo que esta claro es que el cántaro esta yendo muchas veces a la fuente, algún día se romperá y nos llevaremos las manos a la cabeza, se iniciaran comisiones para estudiar medidas cuando ya no tenga solución.

Termino con una frase que circula por Internet y no conozco al autor: “Si quiere un campeón en casa, entrénese usted… Mientras tanto deje que su hijo juegue feliz”.

Edito (17-03-2014): Lamentablemente, esto sigue igual y este fin de semana otra agresión a un árbitro de 16 años en un partido de PREBENJAMINES (7-8 años) en León. Nos hemos enterado porque el suceso ha llegado a nivel nacional pero muchos pasarán sin tanta repercusión. Además según se puede leer en publicaciones relacionadas, los árbitros ya habían llamado la atención sobre el aumento de la violencia en el fútbol base. ¿De quién es la culpa? No puedo contestar a eso; ¿de quién es la solución? Nuestra, de todos. Cuando usted acuda a un campo a ver a sus hijos, primos, sobrinos, amigos,… jugar piense en ellos y en la vergüenza que sentirán si le ven actuar de ese modo.

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here