Inicio Opinión Mi 1ª maratón. Emulando a Filípides

Mi 1ª maratón. Emulando a Filípides

bobby
El pasado 16 de Marzo corrí mi primera maratón. Una experiencia única que quería añadir a mi historial como corredor popular, es una meta que todo aquel que practique la larga distancia debe intentar por lo menos una vez en la vida, es entrar en un selecto club de por vidaen el que se está muy bien: El club de los maratonianos.

Ya había corrido varias medias maratones y estaba decidido a hacerlo pero con decidirlo no es suficiente hay que entrenar y mucho, tanto las piernas como la mente. Para ello me apoyé en mi maravilloso grupo con el que entreno a diario, «LOS HOMBRES DE PACO«, que no sólo me marcaron un plan de entrenamiento sino que me acompañaron en todos y cada uno de los entrenos.

Fueron 4 meses muy duros, series, cambios de ritmo, rodajes, tiradas largas y un sin fin de métodos, aplicados 5 días a la semana llueva, nieve, te apetezca o no. Durante esos meses tienes muchas dudas, lesiones,… y como todo en la vida días mejores y peores. Todo eso no importa si el acompañamiento es el adecuado y la motivación suficiente, no puedo imaginar haber tenido que hacer todo eso yo sólo, seguramente no habría llegado a buen puerto.

La víspera de la carrera siempre es un día especial, te desplazas hasta la ciudad elegida, te acomodas, visitas la feria del corredor, recoges el dorsal y te encuentras con un montón de corredores como tú pero con una diferencia, según tus ojos todos están más preparados que tú mismo. Una cena abundante de pasta, cuidado con las salsas, la mayoría de ellas te deshidratan y empiezas con el protocolo, preparas toda la ropa, colocas el dorsal,… entonces te das cuenta de que no es una carrera más, es una maratón, son 42,195 km y comienzan las dudas. Ya ha comenzado la carrera aunque no se ha dado el pistoletazo de salida, tu mente ya se está enfrentando a ella.

Llega el día

La carrera elegida fue la maratón de Barcelona con 18000 corredores, 18000 valientes diría yo. Gente que corre para sentirse mejor, para acompañar a alguien, por superarse a sí mismo, o simplemente porque le gusta y le apetece. La noche de antes dormí mal, me pasa en todas las carreras y además madrugamos mucho ya que la carrera era a las 8:30 de la mañana y hay que desayunar un par de horas antes, desayuno que por supuesto ya se había entrenado en tiradas largas para asegurarte de que no te sienta mal, te aplicas todas las cremas habidas y por haber y te vistes, ya no hay vuelta atrás, es EL MOMENTO, es TU MOMENTO.

Sales del alojamiento y las calles están llenas de gente con pantalón corto y una botella de bebida isotónica en la mano, todos vamos al mismo sitio. Cuando llegas allí dejas la bolsa en el ropero y buscas tu cajón de salida por tu número de dorsal, si no has mentido con tus tiempos en la inscripción la gente que te vas a encontrar a tu alrededor es gente de tu nivel, con las mismas inquietudes que tú, pero todos con muchísima ilusión, es una maratón, sea la primera o no, es una carrera especial, la GESTA DE FILÍPIDES.

'Los hombres de Paco', en Barcelona. Manolo, primero por la derecha.
‘Los hombres de Paco’, en Barcelona. Manolo, primero por la derecha.

Se da la salida y tardamos más de un cuarto de hora en cruzar la línea de salida, es algo habitual en las carreras muy masificadas que a los que tenemos los objetivos meridianamente claros nos da igual, nuestro cronómetro comenzará al cruzar la línea y nuestro objetivo es terminarla, por supuesto que en el menor tiempo posible, pero terminarla. Es mi examen de acceso al club.

Los 10 primeros kilómetros son rápidos y sencillos, has entrenado bien y es una distancia muy cómoda, puedes cometer errores de ritmos ya que puedes ir más rápido de lo que vas pero debes de ser consciente en todo momento de lo que te queda por delante, incluso asusta, cuando llevas ya una hora corriendo aún te quedan 32 km, es algo que posiblemente si lo pensáramos fríamente más de uno se retiraría. Hay que hidratarse muy bien, es algo fundamental si pierdes un litro de agua por cada hora corriendo debes recuperarlo de lo contrario estás perdido.

Van pasando los kilómetros y el pelotón se alarga, hay grupos de música y “batukadas” por las calles, la gente te anima muchísimo y aprovechamos cualquier avituallamiento para beber y recuperar sales.

Sin darte ni cuenta te encuentras en la media maratón, 21 km, es una sensación extraña, ya que mis carreras siempre acababan ahí, la disfruto tomándome mi primer gel energético y continuo adelante con la inestimable compañía de mi amigo Manuel, aún queda otro tanto y mi compañero me anima.

«Correr con la mente»
Los kilómetros empiezan a pesar, tus piernas ya no van frescas, has perdido muchos líquidos, es una ciudad con mucha humedad. Seguimos hidratándonos y llegamos al km 30 también llamado «el muro» porque es una distancia muy marcada psicológicamente hablando, llevas muchos kilómetros encima y todavía quedan muchos. Queda más de una hora y tu mente empieza a dudar de si lo quiere hacer o meterse en el primer bar que vea. Cuando escucho la frase de mi compañero «ahora comienza la maratón, estás preparado y vamos a hacerlo», me echo agua por la cabeza, aprieto los dientes y seguimos adelante.

En el km 35 el dolor es algo constante en tu cuerpo, hay varios músculos que están a punto de ponerse en huelga, los pies son una escombrera y te das cuenta de que estás corriendo con la mente, empiezas a bombear ideas positivas, te acuerdas de todo el entrenamiento, te autoconvences de que puedes y recuerdas una frase de tus compañeros de entrenamiento: «disfrútalo que esto se acaba». Tu cara debe ir desencajada completamente, la postura al correr, estás sufriendo, con todo el peso de la palabra, dolor y sufrimiento, así se tenía que llamar el km 35, y lo mejor de todo, lo hacemos porque nos gusta.

Cada vez hay más público, el ambiente ha cambiado, algo está ocurriendo, llegas al km 40, el punto de no retorno, ese km que sabes que aunque sea a rastras llegas a meta, estás deseando ver a tu chica, a tus familiares y amigos, sólo un esfuerzo más, la gloria está cerca. Es el km de la fatiga, estás cansado, sin duda, como nunca lo habías estado pero el sentimiento es diferente, empiezas a sonreír, empiezas a soñar, empiezas a creértelo.

Última recta
Cuando encaras la última recta se te olvida todo el dolor y el sufrimiento, los corredores nos empezamos a dar la enhorabuena unos a otros, todo el público aplaudiendo, gente de muchas nacionalidades y de todos los rincones de España, cada unos con su bandera, con la camiseta de su club, es algo especial, empiezas a saborear la proeza, te das cuenta de que ha merecido la pena el sufrimiento.

Y por fin visualizamos el arco de la meta, ansiada meta, tu paso se aligera, tu cuerpo se aligera, la sonrisa que llevas en la cara es amplia, el ruido es ensordecedor, y vas mirando a los lados buscando a tu gente, y justo, unos metros antes de cruzarla, los vi y levanté los brazos en señal de victoria, algo grande en la vida de un “runner”. Estoy acabando un maratón, estoy recibiendo los frutos del esfuerzo y del tesón, de tantos y tantos días lloviendo, con cansancio, de tantos sacrificios, no sólo tuyos, sino también de los que te rodean y comparten tu vida.

Cruzas la meta y frenas por inercia y el primer impulso es abrazarte con tu compañero, ese sin el cual no habría acabado la carrera, no cabes dentro de ti, es una sensación que no puedo explicar con palabras, os animo a hacerlo, a poner vuestro cuerpo al límite, a enseñarle quien manda, a superaros, a mejorar, en definitiva, a entrar en el selecto club de los maratonianos, a lograr la gesta de Filípides.

Texto enviado por Jose Luis Martínez.

Comentarios

5 Comentarios

  1. Preciosas palabras amigo Bobby. Estás hecho un verdadero campeòn. Te doy mi más sincera enhorabuena. Creo que hablo en nombre de todos los » filililis» diciendo que estamos muy orgullosos de ti y de Enrique.
    Un fuerte abrazo.

  2. José Luis,el nombre correcto es FILÍPIDES,no FilíPEdes.Dicho ésto enhorabuena por la experiencia sobre todo por la CONSTANCIA en el ENTRENAMIENTO.Modestamente sé de lo que hablo porque tengo una marca en MARATÓN de 2horas 24minutos 07 segundos logrados en MADRID en 1984.Hace ya mucho tiempo.A día de hoy sigo corriendo y entrenando a atletas.Salud.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here