Inicio Opinión La Eurocopa de la infamia

La Eurocopa de la infamia

Alberto Val

Hace escasamente una semana dio comienzo la Eurocopa de Fútbol, uno de los eventos del mundo del balón más esperados. Con grandes novedades en esta ocasión, donde hasta 24 selecciones forman parte del torneo, y con la terna de favoritos más amplia de las últimas ediciones, supone todo un aliciente para el aficionado al fútbol en particular, y de los deportes en general. Un interesantísimo aperitivo antes de la gran cita del verano, los Juegos Olímpicos.

Pero unos cuantos descerebrados se están encargando de estropearlo. Algunos dirán que son hooligans, unos que son hinchas y otros que son supporters, todos bajo la bandera de su país, y que gracias a ellos hay ambiente en las gradas y sus selecciones sienten el aliento necesario para dar el máximo a la hora de jugar. Pero no, los cazurros no entienden de deporte ni de respeto. Simplemente se comportan como auténticos vándalos en busca del más mínimo motivo para arrearse contra otros vándalos como ellos. Luego, a contar la batallita entre sus afines como si de un acto heroico se tratara.

Niza, Lille, Marsella… da igual el lugar, los incidentes se suceden y las amenazas por parte de la UEFA están en el aire desde el primer día, pero al final, todo sigue igual. O se coge el toro por los cuernos, o esta puede ser la tónica Eurocopa tras Eurocopa, porque en definitiva, los cazurros no entienden de local o visitante y les da igual en qué país se esté para armarla. Así que, quizás, si sus actos empiezan a tener repercusión sobre sus equipos podría provocar que todas las federaciones nacionales vigilen qué clase de hooligans/fans/supporters/hinchas tienen… Eso, o finalmente recordamos Francia como la Eurocopa de la infamia.

Por último, que nadie olvide que eso que estamos viendo en cada telediario, por desgracia, no está ligado con el deporte. Y que los verdaderos motivos para batallar no están en una competición deportiva, sino en el día a día y en otras desgracias como el drama de los refugiados, por ejemplo…

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here