Inicio Opinión Yo a Piqué lo quiero en mi selección

Yo a Piqué lo quiero en mi selección

Tras el anuncio de abandono de Gerard Piqué de la selección española después del próximo Mundial, un anuncio casi más sonoro que el adiós de Pedro Sánchez, la corrupción o la falta de gobierno, así es este país, el debate está servido: ¿a favor o en contra?

Yo en mi equipo siempre quiero a los mejores y Piqué es uno de los mejores centrales del mundo, el compromiso y la entrega en cada encuentro jugando con la roja ha sido innegociable y al final es eso lo que cuenta, no olvidemos que es deporte y ahí no entran los pensamientos de cada uno, el twitter ni el periscope.

Está claro que el central culé es un jugador especial o persona especial, mejor dicho, sabe cómo provocar a través de las redes sociales y en los medios de comunicación, unas provocaciones en las que han entrado con mucha facilidad y que ha terminado en pitidos jugando como local en España.

A partir de esos pitidos al jugador, todo el mundo ha estado pendiente de cada gesto que hacía cuando se ponía la camiseta de la selección. Un día una posible peineta al himno, otro con el posible corte de las mangas de la camiseta para no llevar la bandera. Recuerden que esa bandera la defiende cada vez que se pone la camiseta de España, quizás su forma de ser y sus provocaciones al final se le han vuelto en contra, pero es un jugador que yo siempre querría en mi equipo.

Que juegue y que después haga lo que quiera, que piense como desee y que haga todos los periscope que le vengan en gana, que provoque a quien quiera ser provocado, ¿no estamos en democracia?, pero que siga jugando como hasta ahora. No sé si será más español o menos que otro, pero gracias a ese central entre otros, España tiene una Eurocopa y un Mundial, tampoco lo olvidemos.

Y tengamos claro una cosa, se dejará la piel hasta que abandone la selección, con pitidos o sin pitidos, con mangas o sin mangas o con peineta o sin peineta, mientras tanto, sigamos mirándolo con lupa, no vaya a ser que se le ocurra limpiarse su sudor un día con el escudo de su camiseta y nos falte el respeto a todos.

Comentarios