Chusma

Chusma

Compartir

Cerrar el tráfico a los vehículos en función de su número de matriculación, quizá sea la peor medida de un gobierno local (en este caso, el de Madrid) en mucho tiempo. Muy iluso hay que ser para pensar que por prohibir el tráfico la gente va a utilizar el transporte público, a coger la bicicleta o más sencillamente, a andar. Una ex representante de los ciudadanos madrileños, ha dicho muy claramente en los medios de televisión que “el Ayuntamiento me ha encerrado en casa porque todos los coches que tengo son pares”. Y cómo iba ir su Ilustrísima Esperanza Aguirre andando a algún lado, o en metro. ¿A cuánto estará de su casa la parada más cercana? ¿Tres minutos? No, el problema no es la distancia, su edad u ocupación. El problema es que es una clasista que no se puede juntar con la chusma a la que representa.

Es probable que haya que hacer mejoras, como ya se hace en otras capitales europeas como Berlín o Roma: prohibir solo el tráfico a los coches que tengan más de 8 años (en lugar del número de matriculación), dejar gratuitos los servicios de transporte público los días que existan estas restricciones… Pero por muchas medidas que se tomen, no van a conseguir que la gente de la clase y envergadura de Esperanza Aguirre utilicen los transportes públicos. Ella solo se subirá en una bicicleta o cogerá el metro si hay cámaras delante. Porque para eso están, para hacerse fotos, no para dar ejemplo a los paletos que habitan sus ciudades.

Comentarios