No voy a hablar de Trump

No voy a hablar de Trump

Compartir

Estoy abrumado con la cantidad de vídeos que ruedan por internet sobre cómo la pifia Trump. Sobre cómo Melania le deja de sonreír cuando le da la espalda o sobre cómo Trump no sabe tratar a una mujer… pero hoy no voy a hablar de Donald Trump. Que se aguanten los americanos con lo que han votado, que aquí estamos todos igual. Voy a hablar de otro viejo elefante que tiene opinión para todo, salvo para lo que no la quiere tener.

Aún lo recuerdo yendo a Venezuela a apoyar a la oposición de Maduro velando por la libertad del pueblo venezolano. Y también criticando a sus compañeros de partido; incluso a quienes se presentaban como candidatos a la Moncloa (en este caso, Pedro Sánchez). También lo recuerdo criticando el hacer de las instituciones públicas, de Ministerios, del “antes hacíamos política, ahora es telebasura”. Pero ahora que llega el frío al hogar del ciudadano, y que la facturación variable que tan alegremente nos vendieron como la nueva panacea tiene precio de diamante de los gordos, ahora no tiene opinión. Se ha callado. Está escondido en algún rincón de gasNatural, que, aunque abandonó hace un par de años, aún mantiene en un rinconcito de su corazón y de su cuenta bancaria. En fin, que Felipe González ya no sale en los telediarios; o por el que dirán o por amor propio. Y, ahora que lo pienso, a Aznar también se le ha comido la lengua el gato. Quizá los extremos se tocan, y a veces tanto que el roce hace el cariño.

Comentarios