Holy Week

Holy Week

Compartir

Por fin vacaciones. Qué bien, la Semana Santa. Fiesta y jolgorio en las calles de Cuenca. Y como siempre, sin bibliotecas abiertas. Que Cuenca sea ciudad cultural, donde los jóvenes se dediquen mayoritariamente a estudiar en lugar de a ser explotados desde jovencitos, tiene unos costes. El primero, formar una Universidad de calidad (que esto da más para un libro que para un artículo), y el segundo, tener servicios adecuados para esos estudiantes. No, Señor Alcalde, no baños donde mear, que ya le veo venir. Le hablo de lugares públicos donde poder estudiar. Una biblioteca abierta los 365 días del año, las 24 horas al día. Y si esto, señor Alcalde, le parece una burrada, es que ha viajado usted poco, porque somos de las muy poquitas ciudades universitarias en España que no disponen de estos servicios.

Así que aquí estamos, en Holy Week. Los estudiantes conquenses exiliados en busca de carreras como Medicina, CAFD, Biología, o alguna que no se encuentre en el repertorio de la UCLM en Cuenca, vuelven a su hogar y, en horario laboral, se dedican a irrumpir en las bibliotecas públicas a las ocho de la mañana para coger un sitio y que no se lo quiten, porque hay que aprovechar que el jueves cierra todo. Salvo los bares.

Comentarios

[br]