El domingo solo vale ponerse la bufanda roja del Obrero

El domingo solo vale ponerse la bufanda roja del Obrero

Compartir

Cierren los ojos y piensen en el domingo 14 de mayo a las 18.00 horas, piensen en una Beneficencia hasta arriba llena de color rojo, piensen en caras de ilusión desde los más pequeños a los más adultos, en esas caras de concentración de los jugadores del San José Obrero en busca de un sueño, piensen en su entrenador Toño Taravilla o su segundo José Antonio Canorea, piensen en el pitido final y la victoria ante el Villacañas y con ello lograr el segundo puesto para poder optar a ascender.

Ahora abrán los ojos, porque este sueño depende de toda la ciudad de Cuenca, depende de poder llenar La Beneficencia de color rojo, para ello el club está dando todas las facilidades que puede regalando entradas, depende de que el primer gol lo marque el público y depende de que ahora el San José les necesita más que nunca.


Quizás nunca has sido del Obrero, y puede que ni te importe lo que haya hecho durante el año, pero por merecimientos propios tiene que tener el arrope de la afición y de Cuenca. Por unos jugadores que juegan por divertirse, sin nada a cambio salvo algún disgusto de vez en cuando, por una plantilla que lo merece, ya que ha estado durante todo el año en los puestos altos y no puede quedarse fuera, por una ciudad y por un equipo, el domingo más que nunca solo vale ponerse la bufanda roja del San José Obrero.

Comentarios