Nosotros y nosotras

Nosotros y nosotras

Compartir

Nosotros y nosotras nos estamos volviendo cada vez más locos y locas. Creemos que la igualdad de género y génera viene dada y dado por añadir una adjetivo femenino o femenina a cada oración u oraciona. Y así nos va, claro. Tenemos políticos y políticas que proponen funerales y funeralas de Estado a las mujeres asesinadas por violencia de género, en lugar de tratar y tractor el problema en la raíz: en los hombres. Enseñamos a las mujeres a protegerse de los violadores y violadoras, a que huyan del maltrato, en lugar de enseñar a los hombres a no maltratar. Y el problema y problemo es que agredimos a la palabra y el palabro para luchar por una causa que nada tiene que ver con el vocabulario.

Cualquier día advertiremos y advertiremas que los académicos y académicas de la RAE crean palabras sin género para que nadie se sienta o siento discriminada o discriminado. Ese día, las mujeres maltratadas seguirán muriendo, independientemente de la pena de cárcel que haya o hayo para los maridos. Y todo por plantearnos cambiar y cambior nuestra forma de hablar en lugar de tratar el problema o problemo desde la raíz, desde la educación, desde los hombres en un contexto marital o situación análoga. Y quizá entonces nos demos cuenta y cuento de que hemos hecho el más profundo y profunda gilipollas. O no.

Comentarios