No más fronteras

No más fronteras

Compartir

Desde que empezó toda esta locura en el noreste español, siempre he dicho que Josep Borrell es el tío más lúcido en el asunto catalán de todos cuantos he escuchado. Sin duda. De hecho, lo que advirtió que sería la declaración del 10 de octubre (y como siempre acertó), fue: “lo suficiente para acabar con la tragedia, y lo necesario para continuar con la comedia”. Más razón que un santo, porque no se atreven a arriesgarse a acabar veinte años en la cárcel por sedición como Companys (la República lo encerró por sedición hace 83 años, pero, quien se lo cargó hace 77 años, fue el enano bigotudo), pero quieren seguir por estos derroteros que les dan tanto rédito político, prestigio social, un lema romántico por la independencia, etc.

Ahora dice que, después del brindis al sol de Puigdemont, no hay que quebrarse la cabeza y no hay que aplicar el artículo 155, porque ayer los independentistas estaban rotos. Pero si lo aplicamos mañana, reunificarán y ampliarán ese sentimiento de agravio absurdo que han conseguido hacer florecer en la sociedad. Así que voy a ser dócil y voy a aconsejar sus palabras: no al artículo 155, de momento. Ellos tienen el mismo lema de siempre, pero con menos ilusión: la independencia. Nosotros tenemos uno más fuerte, nuevo y cada vez más boyante: no más fronteras.

Comentarios