Inicio Opinión Si seguimos con las apuestas, nos cargaremos los valores del deporte

Si seguimos con las apuestas, nos cargaremos los valores del deporte

Ha salido a la luz estos días la ‘Operación Oikos’, una más entre otras muchas, con la diferencia de que en esta ocasión había jugadores de fútbol de Primera División presuntamente implicados, lo que significa, que la repercusión es mucho mayor que si es en otros deportes o en otras categorías.

Porque si se llega a demostrar la vinculación de futbolistas de Primera División en esta trama, se caerán los mitos de: «solo se apuesta en categorías inferiores, la Primera está limpia con todo el dinero que ganan», una frase más que típica que casi se ha convertido en un refrán cada vez que se habla del tema.

Un tema, por cierto, que es más preocupante de lo que llegamos a ver a simple vista, porque nos estamos cargando la esencia del deporte, con la llegada de las apuestas se empieza a desconfiar de cualquier deportista, de cualquier equipo y lo primero que se mira es cómo se pagaba un resultado u otro, si cuadra con lo que ha pasado, la cosa empieza a ‘oler algo regular’, ya que todos estamos bajo sospecha.

Todos contribuimos a la proliferación de casas de apuestas, o casi todos, a través de publicidades o patrocinios, tanto medios de comunicación como equipos, es evidentemente que mueven mucho dinero, pero en esta vida no todo vale, no todo es el dinero, y el deporte tiene unos valores que terminaremos por perder, si se amañan partidos o se sospecha de ello, la competitividad, la emoción, la lucha entre unos y otros habrá terminado y con ello, dentro de no tantos años, el propio deporte no se lo creerá nadie.

Antes, el problema eran ‘los maletines’ en los últimos partidos de liga, ahora esos ‘maletines’ serían una ‘broma’ con los casos que se están desvelando desde la prensa nacional.

Por mí, adiós a las casas de apuestas.

Comentarios