Inicio Opinión El Valor del Deporte y la Educación

El Valor del Deporte y la Educación

Hoy en día el deporte en general se encuentra en un proceso de crecimiento a nivel mundial. Es tanta su evolución que son muy visibles las controversias que surgen a la hora de administrar y gestionar una entidad deportiva o cualquier negocio relacionado con el deporte, es una línea muy delgada, ¿cuándo dejas de estar haciendo una actividad social (exento de IVA) y pasas a prestar un servicio deportivo (con 21% IVA) ?, ésta solo es una de las miles de preguntas que se me pasan por la cabeza.

Sin parar en el debate del 21% de IVA a los servicios deportivos (igual que el tabaco y el alcohol), vamos a profundizar más sobre el VALOR REAL de estas actividades deportivas.

Para ello conozcamos bien lo que significa valor (RAE).

Definición de Valor (RAE)

La primera definición que nos da la Real Academia Española es:

“Grado de utilidad o aptitud de las cosas para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite”.

Según esta descripción ¿Cuál sería el valor de las actividades deportivas? Yo diría que bastante alto, ya que la utilidad del deporte para nuestro bienestar personal es indudable, ya sea como juego con lo amigos, como entrenamiento y entretenimiento personal o incluso en ámbitos competitivos está demostrado el aprendizaje que se adquiere de estas experiencias, influyen en el desarrollo, formando nuestra personalidad, haciéndonos crecer en todas las áreas de nuestras vidas.

La segunda definición que nos proporciona la RAE es:

“Cualidad de las cosas, en virtud de la cual se da por poseerlas cierta suma de dinero o equivalente”

La cualidad entendida como característica que se considera buena o positiva, que decir sobre las cualidades del deporte, tendría que dedicar otro documento entero para expresar todo lo positivo que tienen las actividades deportivas.

Otra definición que me ha llamado la atención es:

“Equivalencia de una cosa a otra, especialmente hablando en monedas”

Aquí encontramos nuestras propias contradicciones como sociedad, el primer ejemplo que se me viene a la cabeza, vamos a un psicólogo, médico… y vemos normal pagar 50 € (aprox.) por una sesión, sin embargo, escuchas que un amigo va a un profesional del deporte y paga 50 € (aprox.) cada clase individual y a mucha gente les parece caro.

¿Esto a que se debe? ¿Cuál de los dos servicios tiene más valor? En mi opinión como casi todo, no viene de ahora, esto se debe a nuestra historia.

Cada sector profesional se ha especializado con el paso del tiempo, ha reclamado su valor, y la sociedad en relación a su bienestar personal (post servicio), confirma y acepta el valor dictado por los profesionales, por el mercado.

El sector del deporte es tan amplio que solo plantearse profesionalizarlo asusta, pero por eso es tan bonito este mundo del deporte, por los retos que surgen tanto a nivel individual como colectivo.

Justo en estos momentos estamos pasando por tiempos brillantes del deporte a nivel nacional, tenemos que aprovecharlo para demostrar el valor real que tienen estas actividades, los profesionales del deporte deben marcar la diferencia con los servicios prestados a la sociedad, y ésta reconocerá el valor de nuestro sector.

¿Y cómo reconocemos el valor de una actividad deportiva?

Primero conozcamos a fondo que es el deporte (RAE).

Definición de Deporte (RAE)

La Real Academia Española nos proporciona dos definiciones:

  1. “Actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas”.
  2. “Recreación, pasatiempo, placer, diversión o ejercicio físico, por lo común al aire libre”

Con estas definiciones se nos hace más claro diferenciar entre el deporte entendido por la primera definición, esto es el sector del deporte profesionalizado, actividades físicas dirigidas o supervisadas, a nivel usuario (juegos/exhibiciones) o competitivo (campeonatos/torneos) cuya práctica requiere de entrenamiento y disciplina.

La segunda definición describe exactamente lo que es el deporte como uso libre individual o colectivo de practicar deporte como pasatiempo, por puro placer.

Centrémonos en la primera definición en el sector de la actividad física y el deporte a nivel profesional, el mayor peso de la actividad se lo llevan los Clubes Deportivos y las Escuelas Municipales Deportivas (mueven el mayor nº de personas) por otro lado tenemos a las empresas deportivas como los gimnasios, empresas eventos deportivos, empresas actividades en la naturaleza…

Unas por un lado exentas IVA, bajando cada vez más los precios (en principio para facilitar a la sociedad el acceso a la practica deportiva) y por otro lado el empresario haciendo malabares para llegar a fin de mes y poder pagar a sus trabajadores, los monitores deportivos, soportando a parte del IVA, los gastos de un negocio privado (impuestos, suministros, alquileres, seguros sociales, seguros…). Se produce una diferencia abismal entre los dos extremos del sector. El flaco favor que hacen las administraciones públicas poniendo el valor de las actividades deportivas por el suelo para facilitar a la sociedad el acceso al deporte, no hace nada más que agravar la situación económica del deporte, propiciando que el empresario tenga que mal pagar a sus trabajadores para competir en el mercado y hacer actividades donde no se produzcan pérdidas.

Solo hay que mirar cerca en otros países de Europa, lo que hacen es subvencionar a las familias con una renta per cápita pequeña, con un bono deportivo, una cantidad económica para facilitar el acceso a la práctica deportiva y no a los ayuntamientos para crear escuelas municipales a un precio inferior a su valor real o a clubes en función de los campeonatos en los que compiten, como sucede actualmente. Esto último me parece ridículo, estamos estancados en el paradigma pasado de la competición. Un club deportivo no es únicamente para competir en campeonatos o torneos, se trata de una entidad donde se practica deporte.

Es hora de dejar atrás la concepción de que el deporte es solo las competiciones, esto ya lo hemos conseguido, tenemos los Juegos Olímpicos cada 4 años, Mundiales y Campeonatos Nacionales en todas las modalidades posibles, a nivel competitivo podría decirse que lo hemos hecho realmente bien, descubriendo todos los valores que nos enseña este ámbito tan exigente.

Recordemos la primera descripción de deporte según la RAE: “Actividad física, ejercida como juego o competición…

¿Dentro del juego no existe una competición implícita? ¿En que se diferencia un juego de una competición?

En un juego siempre hay un resultado, un ganador o unos ganadores, dentro del mismo está implícito una competición, ya sea a nivel colectivo o individual, muchas veces no es necesario jugar con alguien nuestro oponente podemos ser nosotros mismos.

Una de las diferencias entre un juego y una competición, podría decir que es el clima de tensión, los nervios por la idea concebida de que te estas jugando algo, conseguir una medalla, dinero, reconocimiento, etc. Mientras que en un juego se supone que el clima es mucho más tranquilo (aunque en ocasiones pueden volverse intenso), es mucho más abierto a la creatividad al ingenio, la competición te obliga a ceñirte a un manual un reglamento fijado para demostrar con exactitud quien es el “mejor” en algo.

Estoy totalmente de acuerdo con que la competición a nivel escolar trae consigo mucho valores positivos y aprendizajes de incalculable valor, muchas personas consiguen sus objetivos y salen reforzados para su vida personal, otros muchos más no los consiguen y esto les proporciona un aprendizaje super valioso para superarse y seguir intentándolo. Pero hay que ver la otra cara de la moneda, debido al clima de tensión y exigencia en el nivel competitivo, campeones mundiales en diferentes disciplinas reconocen el sacrificio tan grande que han tenido que hacer para conseguir ganar en las competiciones, además de todas esas personas que no han conseguido realizar sus objetivos deportivos a nivel competitivos, que por falta de comprensión su autoestima y confianza baja llegando en ocasiones a causar pequeños traumas (depresión/ansiedad).

Personalmente prefiero el deporte entendido como: “Actividad física, ejercida como juego, cuya práctica requiere de entrenamiento y sujeción a normas”. Sobre todo, a nivel escolar, el potencial del deporte, del juego como herramienta para enseñar, para educar todos los aspectos del ser humano.

No te fíes de los “juegos” pueden llegar a ser muy adictivos, solo hay que echar un vistazo al sector de los videojuegos, como tienen “enganchada” como mínimo la mitad de la población en edad escolar. ¿Por qué no crear juegos deportivos y educativos creativos?, que levanten un grado de motivación parecido al que consiguen los videojuegos de moda, la competición está implícita.

Definición de Educar (RAE)

La primera definición que nos da la Real Academia Española es:

“Dirigir, encaminar, doctrinar”.

Esta definición encaja en todo el trabajo que realizan los monitores deportivos, cuando dirigen una sesión de actividad deportiva, planificando el trabajo ha realizar para la consecución de los objetivos marcados. Por lo tanto, un aspecto que marca la diferencia entre los profesionales del sector deportivo es el trabajo de educador, transmisor de conocimientos y enseñanzas para encaminar a los participantes en la actividad. La tercera definición de la RAE cae rotundamente sobre el trabajo de los profesionales del deporte:

“Desarrollar las fuerzas físicas por medio del ejercicio, haciéndolas más aptas para su fin.”

El sistema educativo sujeto a cambios políticos y a una falta de atención desmesurada por parte de las altas esferas necesita de modificaciones, actualizaciones para hacer la educación atractiva a la sociedad, por suerte contamos con muchos docentes que muestran una profesionalidad y un buen hacer excepcionales dentro de este marco de incertidumbre y dificultad.

Pongamos en valor el deporte, la educación, a mi parecer son dos líneas donde nos queda mucho por avanzar y lo mejor de todo es que no sabemos a dónde nos puede llevar.

Quería dar las gracias a todos los profesionales del deporte que día a día luchan por poner en valor todas las actividades deportivas, ya sea en el ámbito escolar como docente, privado como empresario, deportista, organismos públicos…

GRACIAS

A todas las personas que aprecian el valor de nuestro trabajo dentro del sector del deporte, educación, ocio, cultura…

GRACIAS

Comentarios