Inicio Opinión Tokio 2020: la hora de los deportistas españoles

Tokio 2020: la hora de los deportistas españoles

Este fin de semana hemos podido disfrutar de tres finales europeas con selecciones españolas y el resultado ha sido muy bueno: la selección masculina de balonmano ha ganado el oro; la selección femenina de waterpolo también conseguía el oro y la masculina la medalla de plata.

Las chicas del waterpolo afrontarán los Juegos Olímpicos con el objetivo de lograr el oro que les falta en las grandes competiciones (Juegos Olímpicos, Mundiales y Europeos). En Londres 2012, se quedaron con la plata. Y desde esa plata han logrado 6 medallas: tres de oro, dos de plata y una de bronce en Mundiales y Europeos. Sin embargo, los chicos del waterpolo no pudieron lograr la medalla de oro, la única que se resiste en las grandes competiciones, dos años después de haberse quedado también a las puertas en el Europeo de Barcelona en 2018 frente a Serbia.

De la misma manera los jugadores de Jordi Ribera afrontarán la cita de Tokio con el sueño de superar las tres medallas de bronce que han logrado en la competición olímpica. Todo ello después de haber estado ausentes en Río.

Con la trayectoria de los últimos años, me atrevo a pronosticar que los Juegos Olímpicos de Tokio, en lo que pudieron ser los segundos Juegos Olímpicos en una ciudad española (Madrid 2020), los deportistas españoles están en condiciones de sobresalir. Es probable que puedan superar las 22 medallas de Barcelona 1992 y dejar atrás las 20 de Atenas 2004, las 19 de Pekín 2008 o las 18 de Londres 2012. Aunque si nos ceñimos a las últimas previsiones del estudio Gracenote 2020 Virtual Medal Table de la consultora Nielsen, en función de las actividades deportivas de los últimos años desde Río 2016, el pronóstico para el deporte español en Tokio será 18 medallas: 3 de oro, 12 de plata y 3 de bronce.

En los treinta y tres deportes que habrá en Tokio, las posibilidades de medalla de algunos deportistas españoles son significativas. Por ejemplo, Carolina Marín, Lydia Valentín, Rafael Nadal, Mireia Belmonte, Saúl Craviotto o Maialen Chourraut (piragüismo), Sandra Sánchez o Damián Quintero (Kárate), Fátima Gálvez o Alberto Fernández (Tiro olímpico), Mario Mola (triatlón), Jon Rahm o Carlota Ciganda (Golf) son firmes candidatos a estar en los más alto.

Y en otras disciplinas como la vela, el ciclismo, el fútbol masculino, la gimnasia artística masculina y femenina, hockey hierba masculino y femenino, el baloncesto masculino, la montaña y escalada, el remo, el piragüismo, el taekwondo, el tiro con arco o el vóley playa también tendremos representantes. En algunos deportes todavía hay que esperar unos meses para ver quién viajará al país nipón en función del ranking olímpico o las marcas mínimas como en golf, atletismo, boxeo, esgrima, judo, lucha, natación, patinaje, pentatlón moderno o surf.

Y algunos equipos como las campeonas europeas del baloncesto femenino tendrán que disputar el Preolímpico en febrero para conseguir un billete para Tokio. Al igual que las subcampeonas del mundo de balonmano que tendrán que buscar su clasificación en el Preolímpico en el mes marzo.

Donde no tendremos representación española es en deportes como béisbol, fútbol femenino, equipo de saltos, rugby, tenis de mesa o voleibol.

Este 2020 ha comenzado bien para el deporte español y para las posibilidades de los deportistas y equipos que representarán a España en los Juegos Olímpicos de Tokio. Solo tenemos que esperar hasta la clausura del 9 de agosto para conocer si el balance final se alinea con las sensaciones y previsiones que hoy hacemos.

Comentarios