Inicio Opinión Cuando el espero que estés bien tiene más sentido

Cuando el espero que estés bien tiene más sentido

Hoy he tenido uno de esos despertares que nunca quieres tener, cuando lo primero que ves en el móvil es que ha fallecido un compañero, un amigo, esta vez le ha tocado a Paco Alarcón y ha sido como no, ‘el puto bicho’ quien se lo ha llevado por delante. Ha podido con esa voz intensa y con ese amor por el deporte, los toros, San Mateo o la Semana Santa conquense, pero ha podido con su cuerpo, no con sus recuerdos o su alma, que estará siempre a nuestro lado.

Tenía 75 años y era uno de los que siempre se ha prestado a ayudarnos a todos los jóvenes que hemos empezado, siempre con un buen gesto y con unos conocimientos de llevar media vida vinculado al deporte, algo que a muchos nos hizo enamorarnos de equipos como el Conquense o el Ciudad Encantada, ya que transmitía la pasión que hacía que eso fuera así.

Se ha ido Paco y con él se están yendo muchos de una generación que estamos perdiendo, el otro día veía un vídeo de Óscar Haro que precisamente decía eso: «La generación que luchó por nosotros, nos está diciendo adiós sin que podamos despedirnos de ella», él en su caso había perdido a su padre.

Es esa generación la que más está sufriendo este maldito coronavirus y es esa generación a la que debemos el cómo somos nosotros en la actualidad. Por ello, por favor, cuidemos a los que tenemos todo lo que podamos, porque queremos seguir disfrutando de ellos cuando todo esto acabe.

Paco no ha podido con él, pero nos deja aparte de todo lo que he dicho un gran legado con su hijo Fran, un tipo que lleva el amor por el deporte en las venas y eso es gracias a su padre, al que desde luego no olvidará, al igual que el resto de periodistas de Cuenca, los cuales hoy, 24 de marzo, es un día triste.

Y es que en estos tiempos es cuando ha cogido sentido el: ¿cómo estás?, porque antes era una simple forma de saludarse esperando un bien y poco más. Ahora ese ¿cómo estás? espera una respuesta de: todos bien, el ‘puto bicho’ no ha podido con nosotros.

Por favor, cuídense mucho, cuidemos de esa generación que no queremos perder y sigamos manteniendo la calma en casa con las indicaciones que nos dan. Llevamos ya 10 días de cuarentena, nadie sabe lo que falta, pero seamos pacientes y responsables, de nosotros depende seguir contando con conocimientos como los de Paco Alarcón.

Amigo, sigue cuidándonos desde el cielo y descansa en paz.

Comentarios