Inicio Opinión El fútbol y el baloncesto abanderan la esperanza

El fútbol y el baloncesto abanderan la esperanza

Llevamos ya muchos días de confinamiento, saliendo a la calle lo mínimo imprescindible para no contagiarnos con la covid-19. Empiezan a aparecer los primeros indicios de que la situación mejora. Al descenso del número de contagiados, se une el descenso del terrible número de fallecidos, que marcará nuestras vidas para siempre.

Con todas las precauciones y responsabilidad de sus padres, los niños podrán salir de casa a partir del 27 de abril. Un primer hálito de esperanza y luz para planificar el futuro. Ayer también la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) y la Federación de Fútbol y LaLiga abanderaban otro soplo de esperanza.

Con diálogo, concesiones y un plan han llegado a un acuerdo. Y todo ello con un paréntesis, siempre que la situación y las autoridades sanitarias den el visto bueno.
La ACB ha acordado cerrar la temporada con una fase final de 12 equipos en sede única y sin descensos. La fecha límite para poder concluir la liga con esta opción será el 31 de mayo. A pesar de esta decisión de la ACB, la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP), los “trabajadores del baloncesto”, ha remitido un comunicado donde muestran su preocupación por “la falta de empatía por parte de los gestores de nuestro deporte a la hora de tener en cuenta su punto de vista en la toma de decisiones”.

De la misma manera, el Consejo Superior de Deportes ha logrado sentar en la mesa a la Real Federación Española de Fútbol y la Liga para dialogar, ceder, planificar y llegar a un acuerdo después de más de ocho horas. Aunque no se conocen muchos detalles y las semanas previas han estado llenas de conflicto y tensión, parece que hay un pacto para retornar a los entrenamientos del fútbol profesional, cuando las condiciones sanitarias sean propicias. De la misma manera que la ABP, los “trabajadores del fútbol”, representados por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) han manifestado que “a pesar de nuestra sorpresa por no haber sido convocados a dicho encuentro donde los futbolistas somos una parte fundamental de este deporte, AFE agradece el principio de acuerdo alcanzado y que por fin se hayan aparcado polémicas y peleas estériles entre instituciones que en nada benefician al fútbol español en la situación actual”.

Otro punto fundamental de este acuerdo es el compromiso de ambos para dedicar parte de los recursos que generen los derechos audiovisuales del fútbol a un rescate al resto de deportes federados, olímpicos y paralímpicos. Desde hace tiempo, el fútbol soporta económicamente al resto de deportes, con lo cual este acuerdo beneficia a todos los deportistas.

La tensión entre la economía, las personas y la salud está marcando y condicionará las decisiones de los gobiernos en países como Estados Unidos, Alemania o España. Pero la empatía con todos los implicados debería marcar las medidas futuras. No obstante, necesitamos esperanza, necesitamos pensar que pronto volveremos a hacer cosas tan habituales que hace unas semanas hacíamos: abrazarnos, pasear junto al río, jugar al baloncesto o tomar una copa de vino en una terraza. Pero eso sí, con todas las precauciones necesarias para no contagiar ni contagiarnos.

Comentarios