Inicio Opinión Con las luchas entre Federación y Asobal no gana nadie, pierde el...

Con las luchas entre Federación y Asobal no gana nadie, pierde el balonmano

Con todo el respeto del mundo y sin ganas ni ánimos de ofender a nadie que lea estas líneas, pero creo que la guerra entre Federación y Asobal debe llegar a su fin, nadie está ganando y sí hay un deporte que está perdiendo que es el balonmano. No me vale que en otros deportes como el fútbol o el baloncesto estás guerras también están presentes, tampoco me sirve el de ‘tú más’ o el de ‘tú me atacaste primero’.

Flaco favor se está haciendo el balonmano, con una guerra semanal y donde ambos estamentos están para luchar por un deporte que es minoritario en España y que lo seguirá siendo si no van todos de la mano. Estas guerras se solucionan en los despachos, como las discusiones familiares dentro de las casas, sin airar todo lo que sucede y mirando por el bien común. Seguramente se piense que el otro es el enemigo y que está haciendo las cosas para dañarte, por lo que no queda otra que defenderse y contraatacar.

Pero mirando el panorama actual, a mí solo me da pena el observarlo. Dos equipos que dicen que se van de la Asociación como son el Barça y el Logroño, estos apoyados por la Federación en su Asamblea, se unen Cisne y Villa de Aranda, que apoyándose en esa decisión de Federación no pagan la inscripción por lo que no pertenecen a Asobal, y los entiendo, ¿por qué van a pagar si se lo pueden ahorrar en tiempos como estos?, pero claro, también entiendo al resto que tienen casi 50.000 euros de inscripción depositados y, dirán que todos igual o nada. Entonces llega el sorteo del calendario donde la Federación lo quiere impugnar. Y si es así, cómo preparan los equipos los viajes y los encuentros, ¿teniendo que esperar otro calendario nuevo si finalmente se acepta a Aranda y Cisne?, ¿Y si no se acepta qué pasa?, ¿con 16 equipos? ¿se cuenta con otros que ya han conformado sus equipos en División de Honor?.

Es obligatorio a día de hoy por un convenio entre Federación y Asobal el pertenecer a la segunda para poder jugar la liga, pero la Federación se defiende por una votación en la que se aprobó lo contrario en la Asamblea. Mientras, ambos presidentes de organismos han renovado sus cargos este año y la guerra sigue y continúa sin cuartel, sin treguas, sin acuerdos… Donde los unos no quieren a los otros ni los otros a los unos y donde no se están dando cuenta que no están ganando nada, que quien pierde es el balonmano. ¿Estamos preparados para otros cuatro años así?

Que bonito sería el que se unieran, que hablaran las cosas, que acercaran posturas y que firmaran la paz. Eso daría tranquilidad al balonmano, a los equipos a los que les espera un año más que complicado económicamente y socialmente y donde deberían estar juntos para buscar patrocinios, alianzas, promoción… Pero no está siendo así, se están desgastando en una guerra que no lleva a nada en lugar de luchar por el balonmano.

Solo espero que ambas partes recapaciten, no voy a culpar a nadie porque desconozco muchos motivos y muchas cosas sucedidas, pero desde fuera la imagen es dantesca.

Señores y señoras de Asobal y Federación, por favor, firmen la paz, luchen juntos y peleen por el balonmano. Quizás mañana sea demasiado tarde y dentro de muy poco nos arrepintamos de todo esto sin tener solución. Olviden, perdonen y recapaciten.

Comentarios