Inicio Opinión ¿Si no hay aficionados, para quién jugamos?

¿Si no hay aficionados, para quién jugamos?

En las últimas semanas, se ha vuelto a poner sobre la mesa el tema de la vuelta al fútbol, tanto profesional como no profesional de cara a la próxima temporada. En lo que respecta al fútbol profesional parece ser que ya hay una fecha concreta, mientras que el no profesional está rodeado de una gran incertidumbre, aunque se está trabajando desde los estamentos federacionales para intentar resolver el asunto lo antes posible.

Pero hay una parte que no se ha contemplado en ninguno de los escenarios posibles. Esa opción es la de volver al fútbol, pero con público. Entonces mi pregunta es, ¿Si no hay aficionados, para quién juegan los jugadores?

Aficionado al fútbol: Sujeto que da alas y anima a su equipo cuando más lo necesite a la par que nunca lo deja sólo. Suele vivir por y para el fútbol

Ha llegado un punto en el mundo del fútbol que los aficionados han dejado de importar, algo que muchos ya preveíamos y avisábamos. A todos aquellos que en su día avisábamos de lo podrido que estaba el fútbol moderno de hoy en día se nos tachaba de ilusos y de que nos habíamos quedado estancados en un fútbol antiguo y sin evolucionar. Pues bien, ahí tienen el resultado. Ha tenido que caer una pandemia mundial, que paralizase medio mundo y por supuesto el fútbol para darnos cuenta de la situación.

Estadios vacíos, canticos grabados, aficionados de cartón… en definitiva un fútbol sin pasión. Porque esa pasión de la que hablo, todos sabemos quién la pone, ¿verdad? Efectivamente, los aficionados.

A uno le da que pensar si realmente compensa ver a tu equipo optando por un título o intentando subir de categoría mediante unos play-off, cuando todo ello lo vas a tener que ver desde tu casa sin poder estar cerca de los tuyos. El partido más bonito de la temporada, incluso para algunos el más especial que van a vivir, ya que quizá no se vuelva a repetir hasta dentro de mucho tiempo. Realmente, ¿merece la pena?

Por no hablar de cómo lo sienten los equipos y los jugadores, que claramente se nota y mucho. Un Atlético que se carga al mejor Liverpool de la historia con un Metropolitano que echando humo, un Borussia Dortmund infranqueable en casa, equipos en 3ª que ir a jugar a su campo es peor que un paso por el infierno y así podría pasarme el día entero poniendo ejemplos. Pero tras la reanudación del fútbol, todo esto se desvaneció cual gota de agua en el suelo.

Tras el parón obligado por la Covid-19, en ningún momento se dudó de que el fútbol volvería, ya que la cantidad de dinero que mueve el fútbol profesional es casi incontrolable. De la vuelta del público no es que se hayan tenido dudas sobre si era posible o no, si no que directamente no han existido.

Por eso creo que los aficionados son algo esencial en el fútbol, sin importar la categoría o el equipo, lo que importa es la gente que tienes detrás. Por ello creo que se debería tener más en cuenta al aficionado y no cegarse tanto en el dinero, que es algo prescindible y pasajero, mientras que los aficionaos no lo son.

Comentarios