Inicio Opinión Lo que nos debe este 2020

Lo que nos debe este 2020

Quedan apenas dos semanas para que termine este 2020, un año que nos ha hecho pensar más de la cuenta y en la que hemos dejado de vivir numerosas actividades, situaciones y hechos que ya no volverá. Al igual que todas esas personas que hemos perdido a causa de la covid y que solo podremos rendir homenaje a base de recuerdos inolvidables y de agradecimiento a lo que fueron.

En lo referido al deporte de Cuenca, ya no tendremos y no podemos olvidar a personas como Julián Cañamares, Paco Alarcón o Antonio de Conca. Tres de los que más amaban a la Balompédica Conquense y que nos hacían ver la historia del club en cada ocasión en la que podíamos conversar con ellos. Lo raro que se nos hace ir a La Fuensanta y no verlos ni escucharlos, parece que la normalidad no es tal al no poder estar con ellos tres, entre otros. Seguro que nos cuidarán desde el buen sitio que están.

Este 2020 también nos debe el poder juntarnos con nuestras familias y nuestros amigos, el tener que estar más de dos meses encerrados en casa, el no poder despedirnos de nuestros seres queridos fallecidos. Este 2020 nos debe millones de abrazos y besos, millones de fiestas, nos debe el poder respirar mejor y no a través de una mascarilla, nos debe el tocarnos, nos debe el poder viajar, nos debe empleos perdidos, nos debe la vida, nos debe todo en apenas nueve meses que llevamos de pandemia, y aún no ha terminado toda la pesadilla, porque 2021 también comenzará debiéndonos cosas.

Pero ahora hay dos maneras de ver el futuro:
Pensar que la luz verde está más cerca que lejos y que de estos podemos salir reforzados, que vamos a valorar más lo que denominábamos vida normal, que vamos a recordar a los que hemos perdido de la mejor manera posible y que les vamos a rendir homenaje buscando ser mejores y luchando por seguir cumpliendo nuestros sueños, y en algunos casos los de ellos.

La otra manera de ver el futuro es lamentarnos continuamente mirando atrás, pensando que ya no vamos a salir hacia delante, que el daño es irreparable, que sigamos buscando culpables, que nos obsesionemos con que ya no somos los mismos que los de antes.

Yo, me quedaré con la primera, porque creo que es la única manera de poder ser feliz. Vamos a pensar que todo esto va a terminar en este 2020 y que 2021 será el año de la inmunidad, del éxito de la vacuna, de la vuelta a vernos para abrazarnos, besarnos y tocarnos; que vamos a disfrutar de nuevo de nuestras fiestas, de ver campos de juego llenos de volver a vivir.

Que todo lo que nos ha quitado este 2020 se nos va a devolver de alguna manera más pronto que tarde, vamos a ser optimistas y vamos a disfrutar de estas navidades de la manera que podamos, también nos han robado parte de ellas este maldito 2020, pero seguro que en 2021 bridaremos por haber sido un buen año y por la vuelta a la denominada normalidad.

¡Feliz Navidad y feliz 2021 a todos!

Comentarios