Inicio Opinión ¿Se está devaluando la profesión de narrador/comentarista de fútbol?

¿Se está devaluando la profesión de narrador/comentarista de fútbol?

El narrador y comentarista de fútbol siempre ha sido una parte esencial en los encuentros, sin los que no podríamos entender el fútbol. A pesar de ello, estas personas que siempre las hemos creído imprescindibles, pueden estar en peligro de extinción.

Numerosos clubes han sido los que con la mejor de sus intenciones han puesto en marcha la iniciativa de retransmitir los partidos vía streaming ante la ausencia de público desde sus distintas plataformas (Facebook, Youtube…). Quizá la forma en la que la han hecho no ha sido la mejor de todas. Desde mi humilde opinión.

Muchos de estos equipos ocupan divisiones bajas, o lo que es lo mismo, pertenecen al fútbol más modesto. Por lo tanto, no están acostumbrados a estar rodeados de cámaras y focos a diferencia de los conjuntos de categorías superiores. Tras decretarse las medidas de Nivel 3 en las cuales se prohibía la entrada al público en los estadios, estos clubes modestos se encontraban ante un escenario al cuál no estaban acostumbrados. Bueno, ni ellos ni nadie.

Estos equipos de una manera u otra intentaron solventar estos problemas de visualización de los encuentros. Unos con mejores soluciones que otros. El CD Torrijos optó por cobrar por la visualización de los mismos, con una calidad bastante aceptable. El CD Toledo hizo lo mismo.

Otros clubes como la UB Conquense, optaron por a través de una empresa emitir los partidos mediante su canal de Youtube. Con algún problema que otro, pero en continua mejora partido tras partido. Todo ello siempre acompañado de comentaristas/narradores.

La otra opción es la emisión mediante la página de Facebook o en su defecto por Youtube del club o del ayuntamiento, sin ningún comentarista o narrador. Un hecho que hace que los partidos prácticamente se hagan insufribles. En esta cuestión es donde realmente me gustaría profundizar.

Soy perfectamente consciente de que la situación es atípica y complicada para todos, en especial para los clubes modestos. También creo que con esfuerzo y sobre todo con preocupación, las cosas podrían hacerse mucho mejor. Los equipos se deben darse cuenta que la figura de un narrador es importantísima durante el encuentro. Sin alguien que hable durante el partido, se hace eterno y, por lo tanto, el espectador, deja de prestar atención. Por no hablar de la función periodística y lo complicado que resulta de analizar un partido sin comentarios y más aún cuando la realización no ayuda.

La calidad de las retransmisiones crece mucho cuando hay un narrador que lo acompañe de comentarios. Si lo hace con un comentarista o analista que le ayude, ya queda una retransmisión perfecta. Con estas mejoras, estoy convencido de que las emisiones de los partidos que en Tercera División se sitúan sobre 100-150 personas en el mejor de los casos, podría atraer a mucha más gente. Por ello invito a los clubes a que trabajen este aspecto, ya que por muy poco dinero o incluso teniendo pequeños detalles, hay muchos chavales y gente en general con ganas de narrar partidos y pasar una buena mañana o tarde. Espero que la práctica de poner una cámara a grabar el partido sin nadie comentándolo, no haya venido para quedarse.

Por último, me gustaría reconocer a los clubes que han dado un salto en este aspecto como: CD Torrijos, CD Toledo, UB Conquense, La Roda, Albacete FS, VivoCuenca, Sierra San Vicente FS…

Comentarios