Inicio Reportajes Hablamos con Pepe Miota y Julián Carretero, clasificados para el Ironman de...

Hablamos con Pepe Miota y Julián Carretero, clasificados para el Ironman de Hawaii

Pepe Miota (izquierda) y Julián Carretero (derecha), justo en el único tramo de carrera (maratón) en el que coincidieron en el Ironman de Lanzarote.
Pepe Miota (izquierda) y Julián Carretero (derecha), justo en el único tramo de carrera (maratón) en el que coincidieron en el Ironman de Lanzarote.

Pepe Miota consiguió su sueño, clasificarse para el Ironman de Hawaii. Para Julián Carretero, sería su segunda experiencia, aunque no viajará finalmente.

El pasado 17 de mayo será una fecha que jamás podrá olvidar. Él es Pepe Miota, triatleta del C.T. Trischool Cuenca. Aquel día, logró el objetivo que llevaba varios años intentando y que tanto esfuerzo le ha costado. Una demostración de que si quieres algo, debes luchar por ello hasta el final. Un ejemplo más del excelente nivel de nuestros deportistas que día a día se ‘machacan’ por lograr sueños. Pedro Cifuentes y sus ‘Torres del Paine’, Josemi Pérez y sus Olimpiadas de Londres… son dos referentes conquenses que tuvieron que esforzarse al máximo para conseguir por lo que habían soñado. A ellos se pueden unir infinidad de deportistas, entre ellos, los protagonistas de esta historia.

Pepe Miota lleva 4 meses viviendo en Lanzarote, donde en la fecha señalada se disputaba un Ironman clasificatorio para el de Hawaii. Un esfuerzo encomiable, en todos los aspectos, para conseguirlo. Se marchó «para conocer el circuito», como él mismo afirma. El triatleta competía en el grupo de edad 30-34, donde finalizó en un magnífico 4º puesto que le daba plaza directa para Hawaii. Ya en 2011 estuvo cerca de lograrlo en Frankfurt, pero ahí obtuvo una plaza roll down, es decir, una plaza reserva por si alguno de los que la ha conseguido directa renuncia, pero no fue el caso. Por lo que cuando supo que tenía su plaza directa explotó de alegría.

El del C.T. Trischool Cuenca conoció su 4º puesto junto a Julián Carretero (Hoces de Cuenca), el otro triatleta conquense que logró plaza para Hawaii, aunque en su caso se trató de una plaza roll down. Aquí es donde entra el otro protagonista de este reportaje, ya que Carretero hizo de ‘guía’ a Miota. «A Julián le debo…. todos estos meses me ha ayudado mucho. me iba dando indicaciones ,iba dándome referencias. Es un fuera de serie», concluye Pepe. Por eso, enterarse de su acceso directo a Hawaii junto a Carretero fue un motivo más de alegría. «Fue cruzar, él [Carretero] estaba en meta para devolver los chips, que saca una especie de recibo con los tiempos, vi el 4º y no me lo podía creer hasta que fuera oficial. Iba temblando, le pegué un abrazo a Julián», cuenta. Un trabajo titánico por parte de ambos, pero que adquiere más valor cuando Miota logró su plaza por tan solo 55 segundos de diferencia, en una prueba de más de 9 horas de duración. Un cambio de neopreno más despacio y se hubiera quedado sin plaza…

El 11 de octubre se celebrará el Ironman de Hawaii. Allí estará Pepe Miota, pero no Julián Carretero, a pesar de obtener su plaza. Él se enteró de que tenía plaza en el Aeropuerto de Madrid, ya que después de la prueba se volvió a casa. El proceso para entregar las plazas es un día después de celebrarse la competición, en el que los organizadores van llamando a los que han obtenido plaza directa para que estos paguen 650€, el costo que supone la inscripción en el Ironman de Hawaii, que no olvidemos es una prueba privada. Si alguien falla, la plaza va para los que tienen una roll down. Así fue el caso de Julián, aunque prefirió no estar presente en esa ceremonia, «para que no me entrara la tentación de pagar», cuenta. El triatleta de Hoces de Cuenca ya estuvo en 2011 en el Ironman de Hawaii, pero su situación personal era otra entonces. «En 2011 me lo tomé más en serio, salíamos un grupo todos entre semana, no tenía hijos y podía dedicarle más tiempo. Este año, el entrenamiento era distinto, entre semana ha sido todo a base de rodillo, comía en el trabajo y en vez de tumbarte un rato te bajas a hacer rodillo», resalta Julián. Tres años después, el triatleta conquense no dispone de tiempo, más ante su inminente paternidad en pocos días [será su segundo hijo, ¡Enhorabuena!].

En el caso de Pepe Miota, ya está preparando su presencia en Hawaii. El primer elemento que ha metido en su maleta es la ilusión. «Allí es la cuna del triatlón. Estoy supercontento de haberlo conseguido, de haber conseguido mi objetivo», dice. Un triunfo que quiere compartir con los suyos. «A mi gente, mis hermanas, tíos, compañeros como Ramón Gómez, Rodrigo García o Julián Carretero…», destaca Miota. Ahora debe gestionar el viaje y seguramente busqué alguna iniciativa para poder sufragar los gastos que supone estar presente en la prueba. Pero la competición se la tomará para disfrutar. «Ahí iré con mi familia, a disfrutar del entorno, del ambiente, sin ningún tipo de ambición deportiva. Lo duro, que era clasificarse, ya ha acabado». Y seguro que lo hará.

El trabajo duro y constante tiene su recompensa. Pepe y Julián lo han demostrado. ¡Felicidades!


Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here