Inicio Reportajes Daniel Navarro “En Villalpardo ya no puedo seguir compitiendo, lo más cercano...

Daniel Navarro “En Villalpardo ya no puedo seguir compitiendo, lo más cercano sería Albacete o Cuenca”

Daniel dibuja el círculo desde el que ejecuta sus lanzamientos de peso, martillo y disco;   Fotografía Soraya Peñarrubia
Daniel dibuja el círculo desde el que ejecuta sus lanzamientos de peso, martillo y disco; Fotografía Soraya Peñarrubia

Tras el éxito de la primera parte de la entrevista al gigante de Villalpardo, llega la esperada segunda parte en la que nos habla de sus proyectos, sus metas, y de los obstáculos superados por el camino.

Con un brillante paso por las categorías inferiores del atletismo conquense, Daniel llega al final de su ciclo cómo deportista de base y debe dar el salto a un club de Atletismo si quiere continuar con su progreso en las pistas. Villalpardo se queda pequeño, y carece de los medios, por ello Dani ha estado “mirando en varios sitios, Cuenca y Albacete sobre todo, pero cómo quiero estudiar en Valencia, y me exigirían el valenciano, tengo que esperarme un año más para no bajar mi media de Bachillerato”.

Además de apasionado del deporte, el villalpardeño es un buen estudiante que no debe bajar su media para “optar a beca y continuar con estudios superiores”. Por ello, no se ha decidido por marcharse a ningún club antes de acabar su época de Bachillerato, pero ansía el momento de llegar a un buen club. “Espero encontrar un equipo dónde pueda entrenar en una buena pista, con entrenamientos bien planificados y el material adecuado… ¡Ya tengo ganas!”. De hecho, Daniel alucina cuando va a los campeonatos “con las pistas y el material, porque estoy acostumbrado a entrenar cómo se puede… En un solar lleno de hierbajos, con una bola metida en una media que hace de martillo, etc”.

Dicen que al mal tiempo buena cara, y así se toma Daniel su esfuerzo por equipararse a atletas con mayores recursos materiales. Incluso nos cuenta alguna anécdota. “Hay veces que al lanzar el peso, la bola se mete entre la hierba y me tiro más de media hora buscándola. Esto se hace bastante entretenido (risas entre los contertulios) pero no tiene nada de profesional…”

Desde Diputación muy poco apoyo

Desde luego se trata de un ejemplo de lucha contra las adversidades, ya que a la difíciltad de poder realizarse con unos entrenamientos poco específicos se suman las escasas ayudas desde los organismos políticos. Al atleta le ha tocado vivir una época de recortes, y “ni siquiera puedo acudir a los Campeonatos de España por Comunidades, me tengo que conformar con los Intercomunidades”, al cual sólo van las Comunidades más limitadas económicamente.

Pero Daniel Navarro es un chico agradecido, y lejos de criticar la gestión de los políticos de nuestra comunidad, trata de sonreír y poner buena cara a lo poco que pueda recibir. “Para los Campeonatos que me he clasificado siempre suelen darme algo de ropa, además me pagan el transporte y tal… Asique tampoco está del todo mal. Aunque sí es cierto que en lo últimos años se ha recortado demasiado en deporte”.

Daniel haciendo memoria para recordar las nuemerosas medallas conseguidas.
Daniel haciendo memoria para recordar las nuemerosas medallas conseguidas.

A la hora de emprender sus estudios superiores, Daniel debe valorar ciertas cosas cómo la posibilidad de solicitar una beca para deportistas. “De momento no he mirado nada, pero tengo que tener en cuenta varias opciones antes de tener claro adónde ir y qué es lo que más me conviene”. Añade que “lo primero es saber si puedo irme fuera y si de verdad me merece la pena. Y una vez que lo sepa pues miraré las posibilidades de becas y tal”.

De esta forma, el villalpardeño deja abiertas sus opciones para final de año. Este año la actualidad compagina entrenamientos de atletismo, con fútbol (juega en el C.F. Villalpardo) y sus estudios de segundo de Bachillerato. Un ejercicio de organización del tiempo bastante complejo. “Hasta ahora cuando he podido compaginarlo porque creo me planifico bastante bien. Por la tarde entreno atletismo de 4 a 6 y luego ya tenía toda la tarde para dedicarme al estudio”. Así se organiza entre semana, pero los fines de semana encuentra más dificultades al jugar al fútbol, ya que “al tener partido todos los domingos en muchas ocasiones me ocupa prácticamente todo el día cuando es fuera de casa”.

Seguro que el tiempo no le sobra a alguien con semejante agenda, pero solo manteniendo este ritmo de trabajo podrá completar sus metas. ¡Mucha suerte en ellas Daniel!


Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here