El preparador físico con vocación de árbitro, aficionado, deportista y organizador

El preparador físico con vocación de árbitro, aficionado, deportista y organizador

Roberto Panadero ha pasado por todas las facetas relacionadas con el deporte. Practicante, árbitro, aficionado, estudiante y organizador

Compartir

Inquieto, viajero y soñador. Así es el protagonista de este miércoles, nacido en la cosecha del 87, y que ha pasado por todos los estados posibles ligados al deporte. Ha sido practicante, aficionado, colegiado y organizador, una mesa de cuatro patas a la que se le podría sumar una quinta, la de estudiante, ya que posee el título de INEF en Toledo, en una carrera donde coincidió con otros nombres reconocidos del deporte conquense como las atletas Paola Niño y Coral Torrijos, o el nadador Javier González. Él es Roberto Panadero, y se encarga en estos momentos de organizar la liga de Fútbol Sala Local, una competición que en este año alcanza su sexta edición.

Su primer contacto con el deporte lo hizo cuando era un niño, jugando al fútbol sala en la Fuente del Oro, una barriada de la que han salido grandes jugadores. Por edad, compartió equipos con gente como Alberto Villar o Iván Mateo (jugador con pasado en Tercera y actual entrenador de la AD Campillo), mientras que de entrenadores tuvo a Patxi Mateo y Pepe Moriana, de los que afirma que le inculcaron valores muy positivos a la hora de ver y disfrutar del deporte. Intentó continuar su andadura con el fútbol, pero descubrió que a él se le daban mejor otras cosas, una vez pasó a fútbol 11.

Colgó los hábitos futboleros, pero no los campos. Con un silbato en la boca, empezó su carrera en el mundo del arbitraje, profesión que arrancó a los 14 años. De forma ininterrumpida, salvo un año de excedencia, fue posteriormente progresando hasta alcanzar la Primera Nacional A, o lo que es lo mismo, la actual Segunda División B, con equipos de Castilla-La Mancha, Aragón y Madrid principalmente. En su periodo pudo pitar a equipos que se convertirían en conjuntos de la élite, como el Gestesa Guadalajara, y como anécdota se quedó a poco de debutar en una Copa de España en 2011, cuando acudió de tercer árbitro en un torneo con equipos como El Pozo de Murcia o Inter Movistar. Sin embargo, el compañero que estaba pitando logró recuperarse, y siguió viviendo el encuentro desde su labor de tercer árbitro.

Pero su relación con el mundo del fútbol también incluye a la familia. Primo del ariete Javi Gómez, ha sido habitual seguidor de los partidos que ha disputado el futbolista por toda la región. El futbolista, que se encuentra en estos momentos en Segunda División B con el CD Toledo, ha tenido en Roberto a uno de sus mayores fans, desde que se inició en la práctica del fútbol. Especialmente intensa fue la campaña 03/04, con Javi Gómez en el filial del Conquense en Tercera División, y donde Roberto Panadero viajó todos los partidos de esta campaña. Por aquel entonces, el jugador conquense destacó con goles en la categoría, fichando posteriormente por La Roda e iniciando una fulgurante carrera que le ha llevado a jugar varias campañas en Segunda División B.

Paralelamente al arbitraje, Roberto cursó los estudios de INEF en Toledo entre los años 2005 y 2009. Así, su pasión por el deporte pasó a ser también su profesión. A la par que arbitraba los fines de semana, se encargó de preparar a otros deportistas. Confiaron en él en el Triatlón Hoces de Cuenca y posteriormente en el Trischool Cuenca, conociendo a grandes triatletas y tocando otro sector al que no estaba habituado. Ramón Gómez, Adrián Herraiz, Adrián Olivares o Carlos Jiménez, nombres muy reconocidos en el triatlón conquense, han estado a su lado.

En este último deporte es muy importante la bicicleta, y su idilio por la misma tuvo su vivencia con la Peña Ciclista Cuenca Euskaltel Euskadi, en honor al ya desaparecido conjunto vasco que contó con ciclistas tan destacados como Roberto Laiseka, Ibán Mayo, Samuel Sánchez, Haimar Zubeldia o los hermanos Izagirre, entre otros. Nacida en 2003, esta peña sigue existiendo, si bien ya no tiene sentido al no continuar el equipo por el que se creó. Sin embargo, en su tiempo sí valió para que los componentes de esta peña, entre ellos el propio Roberto, acudieran al Tour de Francia 2006 para apoyar al Euskaltel.

Desde Nuevo Tenis Cuenca también optaron por incluirlo en su plantel de entrenadores, donde tocaba especialmente la parte física de tenistas como Roberto Pardo, hasta que lo dejó, o Laura Ortega, quien se encuentra actualmente becada en Estados Unidos. Una vez entró en el mundo de la raqueta, donde continúa en estos momentos, hizo camino inverso. De entrenador a jugador, si bien no con intención de competir, pero sí de progresar tenísticamente y adquirir mayores conocimientos. Sus compañeros son ahora sus entrenadores, que le guían para que vaya mejorando su manera de jugar.

Pero si hay algo que de verdad le consume energías es la organización de la Liga Local de Fútbol Sala, que cuenta con el patrocinio del Centro Comercial El Mirador. Junto a otro compañero del mundo del arbitraje, Israel Molina, se han atrevido a organizar una competición que aglutina a 30 equipos y que ya alcanza su sexta edición. Además, también colabora en la gestión de la selección que surge de esta competición, con además buenos resultados, ya que Cuenca ha llegado a ganar en una ocasión la Supercopa de la ANFSL, además de dos subcampeonatos de la Copa de Delegaciones (en Cuenca en 2014 y Rincón de la Victoria en 2016).

Su relación con el mundo del deporte también incluye una parte didáctica y otra profesional. En la enseñanza, ha desarrollados dos e-books junto a Antonio Fonseca, donde hablan de sus estudios sobre el trabajo de resistencia y la coordinación en el mundo del tenis. En la vertiente laboral, ha aprovechado su experiencia viajando para montar una agencia online, donde prepara vivencias para todos los que estén interesados. Cómo no, el deporte está muy presente en esta última parcela, ya que en mente está organizar un viaje para ver a la selección española de fútbol el próximo mes de septiembre, cuando se vea las caras contra Italia.

Así es Roberto Panadero, una de las personas que más vinculaciones tiene en Cuenca con diferentes disciplinas y que es tan fácil verle apoyando algún evento, como participando en él. La Carrera del Pavo, la San Silvestre en Piragua, la Carrera Popular en San Lorenzo de la Parrilla… son algunas de las citas que tienen garantizada su presencia año tras año. Todo un ejemplo de persona multidisciplinar.

Otros reportajes de personas vinculadas al deporte en Cuenca:
Javier Palacios – Quien pone las marchas del Ciudad Encantada
Óliver García – El todoterreno del Conquense que enseñó el Bernabeu a Mikel Rico
Heliodoro Pérez – El hombre que dejó las portadas para finalizar maratones
Julián Martínez – ‘Chavo’, genio y figura del deporte en Cuenca
Juan Carlos Hontangas – El fiel escudero del Club Atletismo Cuenca que permite que todo sea posible

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar

Comentarios

[br]