Un golpe de 360º: El campo del golf “La Vereda”

Un golpe de 360º: El campo del golf “La Vereda”

Conoce el campo de golf "La Vereda" desde dentro gracias a este vídeo en 360º

Compartir

El campo de golf “La Vereda” está situado a dos kilómetros de Villalba de la Sierra y a 20 de Cuenca. Debe su nombre a que está ubicado a lo largo de la Vereda Real y es sitio de paso de la trashumancia. Es un campo rústico, totalmente natural que no requiere de mantenimiento ni riegos y como tal, a la hora de jugar en él tiene sus propias particularidades. Consta de 18 salidas y 9 grines en los que hay que salvar desniveles, pasar as pelotas por encima de árboles, rocas, riachuelos etc. y jugar muy bien con el terreno, ya que no se nutre de riego artificial y es más arenoso y complejo.

El campo posee el máximo respeto por la vegetación y el entorno al tiempo que aprovecha sobremanera las características naturales que este ofrece. Jugar en La vereda es como dar un paseo por el espeso pinar conquense, mientras vas jugando unos hoyos. Un lujo al alcance de la mano.

Desde septiembre a junio, sus calles están cubiertas de hierba natural de pradera, pero durante el periodo estival se vuelve más arenoso aunque sin dejar de mostrar el verdor de su piel. Un hogar para la paz y la quietud y para disfrutar del golf en estado puro. Un entorno especial para los amantes de este deporte en un campo que ha sido catalogado varias veces como el mejor campo rústico de España.

El Club de Golf La Vereda ha encontrado aquí su terreno de juego, su punto de reunión, su hogar. Todos los domingos se congregan aquí muchos de sus 169 socios para disputar torneos y disfrutar con aquello que más les gusta, el golf. Porque no solo supone juntarse, hacer las 18 salidas y sus 9 grines y marcharse, sino que es casi una ceremonia de reunión, para jugar al golf, relacionarse, comentar jugadas y una vez terminado, tomar un aperitivo todos juntos.

Normalmente, se tiene el estereotipo de que el golf es un deporte por y para personas adineradas, que requiere de elevados costes y cuotas de ingreso. En el caso de La Vereda, nada más lejos de la realidad. Los socios del club pagan solamente 30 euros al año más la montante de cada torneo de fin de semana que son 10 euros. El dinero se destina al mantenimiento del campo que consiste en cuidar los grines o despejarlo de piñas principalmente. También el presupuesto se dedica a otorgar premios en los torneos que suelen ser productos de la tierra manchega, como jamón, queso o lomo.

Los miembros del club insisten en la complejidad del campo y en la importancia de conocerlo y jugarlo para funcionar bien en él. El golf requiere de práctica, concentración y entrenamiento, pero el campo de La Vereda exige además unir todo ello con el entorno. Una partida con la psicología y la naturaleza que hacen este deporte más fascinante si cabe.

La pasión por el golf de los integrantes del Club La Vereda está sobre par, se desborda. Los resultados y la afluencia que el campo tienen son un birdie y eso que el hándicap es elevado, al ser Cuenca una ciudad pequeña y el golf un deporte no mayoritario. Sus salidas son firmes, sus swings elegantes y sus tees férreos. La estructura, la vida y la continuidad del golf en Cuenca están aseguradas.

Comentarios