Inicio Noticias Más Deporte El deporte como terapia para reducir la ansiedad

El deporte como terapia para reducir la ansiedad

Numerosas personas utilizan la actividad física para tomarse un descanso de una estresante rutina diaria, en el siguiente texto pasaremos al siguiente nivel y explicaremos la efectividad de la actividad física como terapia para afrontar la ansiedad o la depresión.

Fotográfia de Silvia Alcañiz: www.flickr.com/photos/sil_alc

El deporte es un tema amplísimo que acoge múltiples preguntas con sus muchas respuestas, pero lo indudable a estas alturas es su alto efecto positivo en la salud. Aun así, sigue costando hacer llegar esta idea a la sociedad por no hacernos la pregunta correcta: ¿cómo puede ayudarme a mí el deporte?.Y es que cometemos el error de llenar el ambiente deportivo con prejuicios que se resumen en lo meramente estético, seguro que más de una vez hemos oído decir: “El gimnasio no es para gente como yo”.

Y es que no podríamos estar más equivocados, las utilidades de la actividad física pueden adaptarse a cada uno de nosotros, para demostrarlo, hoy hablaremos del deporte como terapia contra la ansiedad o la depresión, trastornos que, por desgracia, sí que están muy integrados en nuestra sociedad.

Para tratar el tema elegido contaremos el caso de Aroa Ruiz, y también escucharemos a Amparo Calandín, psicóloga especializada en la terapia cognitivo-conceptual.

Pero comencemos por lo básico: ¿Qué es al ansiedad y cuáles son sus consecuencias? Amparo nos responde: «La ansiedad es un trastorno que provoca alteración del estado de salud normal y sus consecuencias son que se producen una serie de síntomas conductuales y síntomas cognitivos en el paciente, como anticipar el futuro o pensar en que algo malo va a pasar, lo cual exagera los síntomas fisiológicos como los temblores, las taquicardias, la sequedad en la boca, sensación de mareo, palpitaciones…».

Aunque utilicemos el concepto unificante de ‘ansiedad’ la especialista nos explica que se divide en distintos tipos como el trastorno obsesivo compulsivo, el trastorno por estrés postraumático o el que presenta nuestra otra entrevistada Aroa Ruiz, el trastorno de ansiedad generalizada.

Aroa Ruiz es estudiante de periodismo y fue la entrada en la universidad lo que le supuso un gran punto de partida en su vida ya que fue cuando puso nombre a lo que durante tantos años ha sufrido sin saber la causa: “En primero de carrera el exceso de ansiedad derivó en una depresión, ahí es cuando acudí a una psiquiatra y a una psicóloga y me diagnosticaron TAG (Trastorno de Ansiedad Generalizada) y TAE (Trastorno afectivo estacional)” nos cuenta que debido a tardar tanto en tratarla se ha cronificado.

Uno de los errores que podemos cometer es hacer oídos sordos a los gritos de la ansiedad, es nuestra mente quien le da el turno de palabra antes que a la razón o al sensatez, es difícil darse cuenta que tienes un problema porque los síntomas no se exteriorizan de forma tan directa como por ejemplo la fiebre. Tenemos que detenernos y escucharnos, la psicóloga nos explica su opinión sobre por qué al ansiedad está tan extendida:» Yo creo que por el estilo de vida que llevamos tan acelerado, el ir a contrarreloj hace que tengamos más estrés de acumulación de tareas y ver que no llegamos a todas genera anticipación. La ansiedad es un vivir en el futuro”.

Fotográfia de Silvia Alcañiz: www.flickr.com/photos/sil_alc
Fotográfia de Silvia Alcañiz: www.flickr.com/photos/sil_alc

Aroa cumple perfectamente con las pautas que se utilizan para describir la ansiedad, pero los problemas no se quedan ahí, nos habla de que una de las peores partes de sufrir este trastorno es lidiar con la ignorancia sobre este tema: “Las personas con ansiedad nos solemos sentir muy incomprendidas, cuando sufrimos un ataque, en muchas ocasiones nos tildan de histéricas, exageradas, y en el peor de los casos, de desequilibradas”.

La estudiante va a pasar a tercero de carrera, el camino recorrido cargando con el peso de la ansiedad ya es largo pero ahora sabe enfrentarse con mejores armas a ella: “Aprendí a combatirla con mucho trabajo mental junto a mi psicóloga, y principalmente a través del deporte. La actividad física crea en mi un estado de felicidad y tranquilidad equilibrado, en resumidas cuentas, mi psicóloga y el deporte han sido la piedra angular de mi curación”.

Numerosos profesionales de la psicología recomiendan el ejercicio a pacientes que sufran este tipo de trastornos, Amparo es uno de ellos pero ¿por qué?, ¿de qué manera les afecta?, nos responde: “Generan endorfinas, las endorfinas son un neurotransmisor que se asocia a estados de ánimo positivos, además, como ya hemos dicho, acostumbran a futurizar porque su velocidad de procesamiento de los pensamientos es muy rápida entonces si se mantienen ocupados haciendo deporte, piensan menos y les hace sentirse mejor”.

Y es que más que una recomendación se puede decir que forma parte de la terapia ya que numerosos estudios de todo el mundo afirman su eficacia para afrontar la ansiedad y otros trastornos, la especialista asegura que a cualquier persona que acuda al psicólogo se le recomienda realizar ejercicio.

Durante la entrevista Aroa repite mucho la frase “el deporte es vida” porque asegura que le brindó la oportunidad de disfrutar de una mejor calidad de esta: “Cuando comencé a practicarlo noté beneficios desde el primer día, me sentía más relajada, se redujeron los dolores musculares constantes causados por la ansiedad, disminuyó mi ardor estomacal y, sobre todo, los dolores de espalda y la necesidad de comer a cualquier hora” pero los beneficios también van más allá de lo físico: “También me enseña paciencia, esfuerzo y perseverancia, además de marcar un gran cambio en mi autoestima y por consiguiente, en la seguridad en mí misma”.

La ansiedad ha marcado tanto a Aroa que ahora mismo dedica gran parte de su tiempo en realizar un blog llamado –serotonina– donde trata estos y otros temas, asegura que: “No quiero que otros sufran lo mismo que he sufrido yo”. En su entorno su madre también sufre ansiedad y siempre intenta persuadirla para que se mueva más: “Recomiendo el deporte al mundo entero, es la cura para todo, es vida y la vida es maravillosa si luchas por ser una persona activa”.

Por otra parte, la búsqueda de ayuda especializada también es clave para afrontar estos tipos de problemas, numerosos profesionales como Amparo Calandín te ayudarán a traducir lo que ocurre por tu interior y te darán soluciones, pero tienes que ser tú el que da el primer paso para poder ayudarte.

Comentarios