Inicio Noticias Fútbol Fútbol made in España

Fútbol made in España

El nivel del fútbol base en España cada vez es mayor, una clara muestra de ello son los éxitos cosechados en las diferentes categorías inferiores nacionales, los títulos a nivel de clubes a nivel internacional y la época dorada del fútbol español con la consecución de dos eurocopas y el primer mundial del país. Este éxito no ha pasado desapercibido en otros países y uno de ellos ha decidido contar con los servicios de cientos de técnicos provenientes de España para fundamentar los cimientos del fútbol en su territorio y llegar a conseguir una selección con nivel para competir en un mundial.

En los últimos años China ha provocado que una gran cantidad de entrenadores hayan tenido que viajar allí y prácticamente residir en el país modificando su vida al completo para inculcar en un país el fútbol desde la raíz. Sergio Saiz ‘Luso’ es el ejemplo de uno de los técnicos que han tenido que “emigrar” para trabajar en el país asiático. Este conquense lleva ya más de dos años ejerciendo su papel en China siendo uno de los máximos responsables de una academia privada de fútbol. Pero su papel no se queda ahí, los diferentes entrenadores acuden en múltiples ocasiones a colegios que están asociados a la academia para que se apliquen clases de educación física con fundamentos del fútbol provocando así la curiosidad y la vinculación al fútbol ya desde una edad muy temprana.

Además de entrenador, Luso es el director deportivo de la academia siendo el responsable de todos los aspectos relacionados con la organización de los entrenamientos, el diseño de la metodología aplicada, la elaboración de planes para corregir o mejorar ciertos aspectos de la empresa, la organización y asignación de los distintos entrenamientos a cada entrenador, así como todo el proceso de contratación de un nuevo entrenador en caso de que la academia lo requiera.

Uno de los técnicos que forma parte de esta academia es José Antonio Canorea, otro conquense que puso rumbo a china para asentar las bases del fútbol asiático. Canorea es uno de los técnicos de la academia SPI (Soccer Pro Internacional), el objetivo de la academia es inculcar fútbol a diferentes grupos de edad y niveles. Los periodos de edad son tres, de 4 a 6 años, de 7 a 9 años y de 10 a 14 años, a su vez se establecen tres grupos entre estos grupos de edades. Un nivel básico en el que se va introduciendo en el deporte al niño, un nivel medio en el que debido a un mayor nivel se realiza un trabajo más especifico y el nivel competitivo en el cual se perfecciona su técnica y son incluidos en el equipo de la academia.

El técnico destaca una principal diferencia que según él reduce el potencial de los asiáticos, “Para mí la principal diferencia es cómo está configurada la competición en china. En España El niño desde pequeño tiene su equipo y sus partidos los fines de semana, esto aquí no pasa el jugador sólo entrena no compite, salvo ciertos torneos de vez en cuando, entonces ese gen competitivo no lo tiene”.

Luso por su parte posee otra visión del planteamiento chino y de las diferencias en la idea que se posee en el país y la visión española o más occidental, “en China las academias están basadas en un modelo de negocio puro, las principales motivaciones vienen siendo aumentar el número de niños de una academia y en España se tienen más en cuenta otros aspectos como el rendimiento y no están orientadas en un modelo de negocio tal y como están aquí”. Esta afirmación surge debido a que en el modelo chino se busca la perfección y en la “recolección” de los niños que poseen mejores destrezas en el ámbito futbolístico.

El proyecto va aumentado con el paso de los años produciéndose una mejora en el rendimiento de los jugadores según afirma Sergio e incluso “el gobierno invertirá mucho más dinero en fútbol en los próximos años”. La metodología va teniendo sus resultados, aunque como afirma el propio técnico va a un ritmo “muy lento debido a que en China trabajan de una forma muy distintas y son bastante reacios a nuestra forma de trabajar debido en gran parte a la diferencia cultural existente entre ambos países”.

Canorea aporta además la que cree que es la principal causa del aumento de la pasión del fútbol en China “la cultura futbolista la están adquiriendo a base de poner fútbol en todos sitios, no por algo tradicional”.

La liga profesional en China también ha decidido tomar sus propias medidas para impulsar el “producto nacional”. Ante los traspasos millonarios de los clubes del país para incorporar jugadores extranjeros se ha limitado el número de estos jugadores por equipo además de establecer que el precio del traspaso también deberá ser abonado al gobierno chino, reduciendo así el número de los traspasos multimillonarios en China.

Cada año son más los entrenadores que viajan al país asiático por excelencia para ayudar a que su fútbol crezca viviendo así una gran experiencia y además conociendo una cultura y una forma de pensar diferente a la planteada en occidente. El objetivo de este proyecto es claro: llegar a ser una de las potencias futbolísticas para poder competir y mostrar un buen papel en algún mundial que se pueda desarrollar próximamente en el país. Para ello los técnicos deberán propagar la “marca España” entre los jóvenes chinos para que vivan el fútbol con la misma pasión que los aficionados de occidente.

Comentarios