Inicio Reportajes El coronavirus impide el regreso del conquense José Antonio Canorea y otros...

El coronavirus impide el regreso del conquense José Antonio Canorea y otros entrenadores a China

El conquense José Antonio Canorea es uno de tantos españoles que decidieron emigrar a Nanjing, ciudad China, para trasladar sus conocimientos futbolísticos. Se marchó en 2017 y desde el pasado verano comenzó a ejercer de entrenador en la conocida academia de fútbol Juventus Academy. Nanjing, ciudad donde vive Canorea se encuentra a unos 530 kilómetros de Wuhan, localidad china epicentro del ahora famoso coronavirus.

La noticia de la propagación de este virus le sorprendía a los pocos días de llegar a su ciudad natal. Él llegaba a la capital conquense el día 20 de enero para “aprovechar en familia los días de descanso que la empresa me había concedido por el Año Nuevo Chino”. Este joven conquense viajó desde Shanghái a Madrid en un vuelo “con total normalidad, hasta ese día la vida allí era bastante normal. De hecho hasta un par de días más tarde no se empezaron a ver los cambios”. Canorea contactó con su empresa que le comunicó que no podría volver a Nanjing tal y como tenía planeado, “en principio el 9 de febrero volvía allí pero se canceló mi vuelo y la idea es que vuelva el 17, aunque no está nada claro de momento creo que volveré para marzo. Pero no sabemos nada”.

Situación deportiva actual en China

Ahora mismo, China deportivamente está paralizada, “la SuperLiga China empezaba el 22 de febrero y por el momento está cancelada. También había un mundial de atletismo en Nanjing ahora en marzo y lo han cancelado. Mi empresa, iniciaba este martes la actividad y no ha podido comenzar porque está todo inmovilizado. A muchos de mis compañeros les ha pasado como a mí, nos hemos enterado estando en casa y no han podido volver, de hecho, algunos que se quedaron para celebrar el Año Nuevo Chino se han tenido que venir posteriormente. Todos nuestros niños viven allí y lo que nos ha pedido la empresa es mandarles vídeos dándoles ánimo y explicándoles ejercicios para que puedan jugar al fútbol en casa con sus familiares».

Sin embargo, José Antonio quiere dejar claro que “aunque hay mucha alarma social, no es nada letal, es igual que un virus normal, o incluso menos. Entiendo que se hable de ello, pero en España la gente debería de estar tranquila porque aquí no va a pasar nada. Pero no es nada peligroso, que en un país como China con una población de miles de millones de personas mueran 400 personas no es nada significativo. El problema es que es un virus sin información lo que provoca un racismo hacia todos los asiáticos”.

Otros casos similares

Su situación no es excepcional, puesto que el boom del fútbol en China (cabe recordar que se trata de una asignatura que se da en los colegios) hizo que hace un lustro aumentara la demanda de entrenadores en territorio chino. De esta forma, multitud de españoles se embarcaron en el país asiático para poner a disposición sus conocimientos, por lo que hay una amplia colonia de entrenadores nacionales en China.

La propagación del coronavirus llegó justo en un momento crítico: el del Año Nuevo. Esto hizo que los extranjeros aprovecharan las vacaciones para regresar a sus países, por lo que les ha pillado fuera de China y, dada la situación, no pueden regresar a su lugar de trabajo por el cierre del país. En el caso de Canorea, tiene contrato hasta julio, por lo que todavía no puede trabajar hasta que le den permiso desde su empresa para volver. Otros conocidos suyos viven una situación idéntica, mientras que en otros justo concluyen su contrato en estas fechas y están a la espera de qué ocurrirá para saber si pueden seguir su trayectoria deportiva y laboral en China o deben buscar otro lugar en el que trabajar.

Comentarios