Inicio Noticias Fútbol La canción ‘terremoto’ del Chelsea y los hooligans del fútbol británico

La canción ‘terremoto’ del Chelsea y los hooligans del fútbol británico

El mundo de la música y el deporte van prácticamente unidos de la mano. En la anterior ocasión que mencionábamos la música y su relación con el deporte hablábamos de una canción compuesta a propósito de un caso concreto, pero en esta ocasión el camino seguido es inverso, ya que será el deporte quién adopte una canción.

Se trata de la movida y reconocida canción del grupo británico Madness, ‘One Step Beyond’, que en su traducción al castellano significa «Un paso adelante». Este himno del ska de los años 80 se compuso en 1979 y salió en el álbum debut homónimo del propio grupo británico. Realmente, su autor fue el cantante jamaicano Prince Buster, al que Madness homenajeó en su primer álbum (incluso el primer sencillo de dicho álbum se llamaba ‘The Prince’, en honor al cantante jamaicano. La canción que protagoniza esta entrada sería el segundo sencillo).

La melodía pegadiza de ‘One Step Beyond’ y el llamativo videoclip de la canción pronto caló entre el público, en una época en la que el ska comenzó a ganar adeptos de manera abismal. Grupos como The Specials, Dexy’s Midnight Runners o los propios Madness se encargaron de subir el reconocimiento de este género musical. En España, en zonas como Zaragoza o Madrid se vivió con intensidad este movimiento. Incluso saldría una versión española de esta canción, llamada ‘Un paso adelante’ (nada tiene que ver la posterior serie de televisión). Por cierto, quizá a los más jóvenes les resulte un grupo desconocido, pero Madness sigue muy vigente en el panorama actual. Su canción ‘Our house‘ suena en multitud de ocasiones en los programas de televisión, e incluso la marca de electrodomésticos ‘Bosch’ la adaptó con el eslogan ‘Con Bosch’, mientras que su tema ‘It must be love‘ suele sonar cada San Valentín.

Para que nos hagamos una idea de la fama que alcanzó la canción de Madness, basta con trasladarnos al año 1991 a su concierto en Finsbury Park (Londres). La ‘locura’ (significado de Madness en español) se instauró en los asistentes al espectáculo de la banda, que alcanzó su apogeo en el momento que sonó ‘One Step Beyond’, en el que se registró un terremoto de 4’5 en la escala de Richter. Madness tiene el honor de ser el único grupo que ha ‘provocado’ un terremoto.

El mundo del deporte no sería ajeno a la fama de esta canción. Los hooligans de diferentes equipos británicos comenzarían a adoptar esta sinfonía, cada uno para diferentes momentos. Los primeros en usarlo serían los fans del Glasgow Rangers, que tararean la canción después de cada gol de su equipo.

Pero no serían los únicos. El equipo de fútbol de Carlisle salta al campo con esta canción, aunque con una introducción diferente realizada a propósito por el propio cantante de Madness, ‘Suggs’. Otros como los aficionados del Walsall F.C. tienen su propia coreografía. Pero el caso más representativo es el del Chelsea F.C., que celebra sus victorias y títulos poniendo por megafonía esta canción.

La canción, que llegó a ser nombrada en la película ‘Alta fidelidad‘ como la preferida para poner en un funeral, trasladó sus fronteras y se instaló en el fútbol. No es el único caso, como el ‘Hey Jude’ de The Beatles para el Arsenal F.C., o ‘Jump’ del grupo Van Halen para el Brondby F.C. En España, cuando se ganó la Eurocopa de 2008 se podía oír por las calles como se cantaba la canción ‘Seven Nation Army’ (The White Stripes) al son de ‘Somos campeones de Europa’. Pero quizás el caso más inverosímil de una canción cantada por un equipo sea la versión de los hinchas del Fulham inglés. Convirtieron el ‘Que viva España’ de Manolo Escobar, en ‘Que viva el Fulham’.

Comentarios