Inicio Reportajes Cuenca y su relación con los Juegos Olímpicos

Cuenca y su relación con los Juegos Olímpicos

Foto de José Vicente Ávila.

Esta semana se ha conocido el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio, en la que iba a ser la 29ª edición de esta prestigiosa competición, en la cual los focos se centran exclusivamente en lo que sucede durante los 17 días que dura esta cita deportiva. En total, se esperaba para esta edición 207 países diferentes, los cuales se iban a repartir más de 300 medallas en 46 deportes distintos, con una participación que rondaría los 11.000 deportistas.

Una cita especial, tanto por su relevancia como por su temporalidad, ya que hay que esperar otros cuatro años para volver a vivir unos Juegos Olímpicos. A ello, hay que incluir que todos los participantes se pueden denominar a sí mismos como olímpicos, una terminología que mejora de forma ostensible sus respectivos currículums deportivos, aunque no por ello lo noten en el bolsillo…

Cuenca ha tenido diferentes deportistas que han estado relacionados con los Juegos Olímpicos. No son muchos los que han acudido, pero sí que han dejado huella los que han estado presentes. Es el caso del ciclista Jaime Huélamo, el primer conquense en romper esta barrera y acudir a unos Juegos Olímpicos. El deportista de La Melgosa, quien desgraciadamente falleció en 2014, hizo soñar a Cuenca y España en Munich 72. No sólo fue el primer conquense en acudir a esta cita, sino que ha sido el único capaz de colgarse una medalla. Una medalla de la que finalmente fue desposeída por una polémica decisión del COI, tras ser descalificado por tomar una sustancia dopante llamada niquetamida, la cual fue suministrada por su masajista con desconocimiento del ciclista conquense. Una sustancia permitida por la UCI, pero no así por el COI. Sus vivencias se pueden conocer más a fondo en el excelente libro ‘Una medalla maldita’.

Ya no hubo más conquenses en las siguientes citas deportivas hasta 34 años después. Allá en Pekin 2008, el atleta taranconero Juan Carlos de la Ossa volvió a poner a Cuenca en los Juegos Olímpicos. El deportista cuajó una excelente actuación en los 10.000 metros y pudo ampliar su palmarés con la denominación de olímpico. Con un tiempo de 27:54,20 minutos, finalizó en 17º lugar siendo el mejor de los españoles participantes.

El tercer nombre de este listado no se hizo esperar otros 34 años, sino sólo cuatro. El triatleta Josemi Pérez, que siempre ha llevado el nombre de Cuenca e incluso del Balonmano Ciudad Encantada allá por donde ha competido, movió a toda la ciudad para el Triatlón de Madrid, donde consiguió certificar lo que se venía intuyendo, su presencia en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Cumplió en la capital española, y se ganó el billete para estar en la capital inglesa. Allí, apunten este dato, compartió selección con Mario Mola y Javier Gómez Noya, dos instituciones del mundo del triatlón y con reconocimientos recientes. El primero, a toda una carrera en el propio Triatlón de Madrid, el segundo, último ganador del Príncipe de Asturias. Ambos estarán también en Río 2016.

Pues entre esos dos titanes se ganó su puesto el conquense Josemi Pérez, que además desarrolló una espléndida prueba en Londres 2012. Compartió grupo con Mola en natación y ciclismo, aunque quedó ligeramente rezagado en atletismo, siendo el tercero de los españoles, pero en un brillante 24º lugar.

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here