Inicio Cuenca Capital La pesadilla de un conquense atrapado en la India llega a su...

La pesadilla de un conquense atrapado en la India llega a su fin: carta de agradecimiento hacia el Cónsul General Español en Bombay

Este sábado por fin llegaron a Madrid unos 250 españoles que estaban atrapados en la India. Un vuelo que partió desde Nueva Dehli llegó a Barajas en la tarde del sábado, para poner fin a una auténtica pesadilla en la que tuvieron que soportar algunas situaciones muy incómodas debido a su origen.

Entre todos esos ciudadanos se encontraba el conquense José Miguel Garrido Merino, quien estaba en la India desde principios de año trabajando en un parque eólico. Debido a la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, su vuelo de regreso a España se canceló horas antes, por lo que les llevaron esa misma noche confinados a un hotel. A pesar de sus intentos por fletar un vuelo desde Coimbatore, no tuvieron autorización hasta que este pasado fin de semana pudieron por fin volver.

No sin que vivieran una odisea antes, puesto que estuvieron 48 horas viajando en autobús y, debido a su origen español, tratados de muy mala formas por los ciudadanos locales, que no les atendían o cerraban las tiendas cuando intentaban comprar algo para comer. En esa travesía de regreso incluso vivieron en sus propias carnes cómo la Policía los echó del hotel en el que pernoctaron, debido a que el Gobernador no quería españoles en su estado.

Después de unos quince controles, también en el aeropuerto de Nueva Dehli y que los tenían parados durante mucho tiempo, por fin acabó su pesadilla. Todo gracias a la labor del Cónsul General de España en Bombay, Jorge Lucas Cadenas, quien incluso estuvo en contacto con su móvil personal y se preocupó de hablar personalmente con policías y militares para que les dejaran seguir hasta Goa.

Esta es la carta que ha escrito en agradecimiento al Cónsul General de España en Bombay, Jorge Lucas Cadenas:

«Mi nombre es José Miguel Garrido, soy técnico de Ingeteam Power Tecnology S.A. (Grupo Service), y soy uno de los 200 repatriados desde India el pasado fin de semana. No estaba haciendo turismo, llevaba desde primeros de Enero trabajando en el parque eólico Mulanur, en el estado de Tamilnadu, junto con otros 30 compañeros de empresas como Tecnorenova, Transbiaga, Gloswind, Isel Energía y Wind1000.

Solo quiero expresar mi agradecimiento a Jorge Lucas Cadenas, Cónsul General de España en Bombay, si no hubiera sido por él, todavía estaríamos allí.

Su trabajo, y sobre todo, tener contacto directo y personal con él nos permitió pasar los múltiples controles policiales que encontramos a lo largo de los más de 1.000km y varios estados que tuvimos que recorrer por carretera para llegar al aeropuerto de Goa. Tanto Jorge como su personal estuvieron pendientes de nosotros en todo momento, incluso nos trajeron agua y comida al aeropuerto tras más de 24 horas sin poder tomar absolutamente nada.

No se quién se encargó desde España de contratar el vuelo, pero no nos tuvieron en cuenta como trabajadores para nada, tuvimos que dejar allí EPIS y herramientas valoradas en alrededor de 100.000€ porque no nos dejaron embarcarlas al sobrepasar el peso permitido; ni tan siquiera nos permitieron subir nuestros equipos pagando el exceso de peso. Supongo que solo pensaron en el equipaje de los turistas, mucho más ligero, limitándonos el peso a todos. Un poco de previsión por parte de las administraciones competentes respecto de la gente que íbamos a tomar ese vuelo no habría estado de más.

A la hora del autobombo, colgarse medallas y salir en la foto siempre están los mismos, pero el trabajo real se hace desde más abajo, en el anonimato y con dedicación; muchas gracias por todo, Jorge Lucas.»

Comentarios