Inicio Cuenca Cultura El Centro Joven de Cuenca acoge hasta el 2 de julio la...

El Centro Joven de Cuenca acoge hasta el 2 de julio la exposición ‘Caras, almas y dramas’ de Guillermo Román

El pasado jueves se inauguró la nueva propuesta de la Programación Artística del Centro Joven (PA-CJ), la exposición ‘Caras, almas y dramas’, de Guillermo Román, con la que finaliza la primera edición de esta iniciativa y que podrá visitarse hasta el 2 de julio; acto al que acudió el concejal de Juventud, Mario Fernández, quien puso en valor “el alto nivel de todas las propuestas artísticas que están pasando por nuestra Sala de Exposiciones, lo que demuestra el talento juvenil que tenemos en la ciudad y la necesidad que había de que hubiese un espacio para mostrarlo”. Una muestra en la que el espectador comprueba cómo el artista se enfrenta sin miedo a los rostros y a las miradas, plasmando en el papel defectos y virtudes, miserias y galanterías.

Como complemento, también en esta ocasión se celebran visitas comentadas, dirigidas a todas las edades y tipologías de públicos, la primera de la cual tuvo lugar ayer mientras que habrá una segunda el próximo viernes 25 de junio. Para participar en ellas hay plazas limitadas por riguroso orden de inscripción escribiendo a cosimoarteymediacion@gmail.com

La exposición consta de una serie de obras en blanco y negro en las que, a través del dibujo hiperrealista, Guillermo Román profundiza en las células de la epidermis en busca de los secretos de cada personaje. Miradas oscuras y enigmáticas, temores desgarradores ante el grito propio, desesperos imposibles, sueños inmaduros o el perverso efecto de la edad que arruina esperanzas conforman un universo de figuras que, desde el cuadro, nos avisan de que todos somos vulnerables y tenemos resquicios por los que se nos puede escapar la seguridad sobre la que asentamos nuestras vidas. Como perversión final, el artista completa la exposición con un cuadro más, una fantasía caleidoscópica que, a través del color y la alegría, se opone a los miedos y deja abierto un final encaminado hacia la esperanza.

Formado en el Museo de Arte de Lima, Guillermo Román trabaja distintas facetas de las artes plásticas, desde el óleo a la fotografía, pasando por los retratos a pastel y carboncillo. Afincado en Cuenca desde 2012, ha construido su propia mirada no sin antes dejarse influenciar por artistas de esta ciudad y por su movimiento artístico.

Comentarios