Inicio Cuenca Cultura Un estudio de la UCLM confirma los efectos positivos del ayuno intermitente...

Un estudio de la UCLM confirma los efectos positivos del ayuno intermitente sobre los procesos inflamatorios

La modalidad de ayuno intermitente que consiste en restringir diariamente la ingesta de alimentos en una ventana temporal resulta efectiva para reducir la inflamación, el proceso que se encuentra detrás de enfermedades como la diabetes tipo 2, la artritis reumatoide, la obesidad e incluso la depresión. Así lo constata el primer metanálisis realizado sobre la materia y que han desarrollado investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

La alimentación en tiempo restringido, una de las formas más populares del conocido como ayuno intermitente, es efectiva para la reducción de los procesos inflamatorios, las respuestas del organismo a agresiones externas o internas que se relacionan directamente con enfermedades como la diabetes, la artritis reumatoide, la obesidad o la depresión. Esta es la principal conclusión del primer metanálisis publicado hasta la fecha sobre las propiedades antiinflamatorias del ayuno intermitente y que ha publicado el investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Rubén Fernández Rodríguez.

Existen varias modalidades de ayuno intermitente, aunque el más sencillo y frecuente es el que restringe el consumo de alimentos a un período de tiempo que generalmente oscila entre las seis y las diez horas. En los últimos años han proliferado los estudios que atribuyen notables beneficios para la salud a esta estrategia dietética con experimentos realizados en humanos y animales, y entre los que se encuentran un aumento de la longevidad o la protección contra la diabetes, diferentes tipos de cáncer, enfermedades de corazón o neurodegenerativas. En humanos, principalmente mejora la salud cardiometabólica y se ha constatado que ayuda a reducir la obesidad, la hipertensión, el asma y la artritis reumatoide.

Este nuevo hallazgo radica en que por primera vez se han sintetizado y agrupado los efectos de estudios previos para concluir que la alimentación en tiempo restringido reduce marcadores asociados con la inflamación y, por tanto, podría ser beneficioso para el abordaje de diferentes enfermedades crónicas inflamatorias como la diabetes, la obesidad o la depresión. El estudio liderado por el profesor de la UCLM Rubén Fernández Rodríguez ha recuperado un total de veinticinco trabajos previos no duplicados con aproximadamente un millar de participantes.

“Las modalidades de restricción de la ventana de ingesta han demostrado beneficios comparables y algunas veces superiores a la restricción calórica continua para la pérdida de peso y la mejora cardiometabólica; sin embargo, hasta la fecha no se había determinado su efectividad en la inflamación. Nuestros hallazgos sugieren que la restricción de la ventana de ingestas disminuye biomarcadores inflamatorios como el factor de necrosis tumoral, mostrando también una disminución en una adipoquina clave como la leptina”, explica el investigador.

El trabajo en cuestión ha sido publicado por la revista American Journal Of Clinical Nutrition con el título de  “The effects of timerestricted eating compared with habitual diet on inflammatory cytokines and adipokines in the general adult population: a systematic review with meta-analysis” (“Los efectos de la alimentación con restricción de tiempo versus la dieta habitual sobre las citocinas y adipocinas inflamatorias en la población adulta general: una revisión sistemática con metanálisis”) y ha sido posible con la colaboración del también profesor de la UCLM Vicente Martínez Vizcaíno, y de cuatro investigadores de la Universidad de Adelaida (Australia) y el Instituto de Investigación Médica y de Salud de Australia Meridional.

Comentarios