Inicio Cuenca Empresas CEOE CEPYME Cuenca solicita que se rebaje la presión fiscal para atraer...

CEOE CEPYME Cuenca solicita que se rebaje la presión fiscal para atraer e impulsar la inversión

La Confederación de Empresarios de Cuenca destaca que es un aspecto que marca claramente los costes de las empresas y por lo tanto es importante para impulsar la actividad.

La Confederación de Empresarios de Cuenca solicita que se rebaje la presión fiscal que se ha producido en los últimos años porque es un factor decisivo para atraer e impulsar la inversión.

CEOE CEPYME Cuenca destaca que los impuestos es algo que marca claramente los costes de las empresas y por lo tanto es vital para impulsar la actividad.

En este sentido, la organización provincial destaca que CEPYME señalaba recientemente en su informe sobre ‘Propuestas de CEPYME para el nuevo Gobierno’ que la presión fiscal se sitúa en nuestro país en máximos históricos al tiempo que la presión fiscal normalizada en función de la renta es un 53% mayor que el promedio de la Unión Europea que, ya de por sí, resulta elevado en términos de comparativa internacional.

Por todo ello CEPYME señala que, entre las grandes economías del mundo, España se sitúa a la cola en cuanto a atractivo fiscal, como consecuencia de la alta presión existente desde la perspectiva empresarial y patrimonial.

En esta línea señala que la importante carga en forma de cotizaciones sociales desincentiva la contratación y aumenta los costes laborales, y también hay presión por parte de un Impuesto de Sociedades elevado.

Propuestas

CEPYME para combatir estos problemas demanda una reducción de la presión fiscal empresarial, para promover el ahorro y la atracción de la inversión y una disminución también de las cotizaciones sociales que tienen un mayor impacto en las pymes.

Además, solicita que se promueva un sistema tributario eficiente, que minimice las cargas que afectan especialmente a las pymes, especialmente simplificar el impuesto de sociedades y del mismo modo piden promover un marco fiscal que no penalice la competitividad de las empresas respecto del resto de Europa y eso pasa por eliminar los impuestos que no existen en estos países.

Al mismo tiempo solicitan que la fiscalidad no obstaculice los movimientos de capitales y limitan la inversión y a su vez incentivar el I+D+i y garantizar la seguridad jurídica de las deducciones fiscales por innovación tecnológica.

Por último piden que se evite la implantación de nuevas cargas fiscales de carácter medioambiental y articular un marco fiscal común en todas las comunidades autónomas.

Comentarios