Inicio Libro Abierto Cuenca es Indie: el auge de los autores independientes

Cuenca es Indie: el auge de los autores independientes

El próximo 13 y 14 de marzo, Cuenca será el epicentro de la literatura Indie de este país o, lo que viene siendo lo mismo, la de aquellos escritores que se han decantado por la autopublicación. Detrás de este gremio hay todo tipo de mitos, algunos tan mal intencionados como decir que sus libros son de una calidad inferior a los publicados por las editoriales. En las siguientes líneas intentaremos explicar cuáles son sus peculiaridades, así como las dificultades con las que se han encontrado sus autores por ver su sueño cumplido, y nada mejor que hacerlo que de la mano de sus propios protagonistas.

El concepto de Indie en la literatura poco, o nada, tiene que ver con el de otras artes como la música o el cine. Iván Gilabert, autor de novelas como ‘Atlantes’, ‘Diario del Viajero’ o ‘La roca sagrada’ lo define de la siguiente forma: “Es una parte cada vez más importante del mundo de las letras. Es un universo virtual lleno de autónomos dedicados que buscan que sus libros destaquen para hacerse un hueco en su especialidad. Es una literatura fresca y sin complejos, de escritores que escriben con el corazón sin la batuta comercial que dirija sus teclas hacia lo que este año se lleva o vende. Es una literatura que se renueva y aprende de sus errores, sin perder de vista sus inicios y valores”. En la misma línea se expresa la finalista del Premio Literario Amazon 2017, Gemma Herrero Virto: “Para mí, la literatura Indie es libertad. Podemos crear lo que queramos, publicar cuando queramos”. En resumidas cuentas, un “yo me lo guiso yo me lo como”.

Sin el apoyo de una editorial, el autor Indie es dueño y señor de toda la parte del proceso, pero, además, se enfrenta a no pocos prejuicios. No son pocos los que han tachado esta literatura como mediocre. Martin McCoy, autor de ‘Seb Damon 3 14’, una de las novelas más populares del Premio literario Amazon 2018, nos dice cuáles son esos motivos: “Porque en este país estamos muy acostumbrados a creer que es bueno o lo que nos dicen que es bueno. Si alguien gana el Premio Planeta, se asume que es bueno. No hace falta más. A los autores indies no los reseña ningún crítico especializado, no salen habitualmente en la prensa, por lo que la gente asume que son de baja calidad”.

Todavía los hay que piensan que estos autores se han decantado por la autopublicación porque han sido rechazados por las grandes editoriales y que su trabajo no es tan bueno como para que hayan querido publicarlo. Otro mito más a añadir a una larga colección. Esto nos puede llevar a pensar que al autor indie se les exige más. Pude preguntar a varios compañeros y todos respondieron con un sí rotundo.

Como lector me he encontrado con faltas ortográficas e incoherencias argumentales, tanto en libros autopublicados como por editorial, pero la responsabilidad no suele ser igual en ambos casos. Puestos a emitir un juicio, que menos que exigir la misma tabla de medir para los dos. Para un blogger y excrítico musical, lo que no es de recibo es ver cómo se critica a un autor porque la descarga de su libro no ha podido efectuarse o reseñas negativas sin ninguna base sólida.

Si algo ha permitido la autopublicación es la facilidad para poder publicar un libro. Esto no quita que algunos de estos libros se haya cuidado el detalle (corrección, maquetación, diseño de la portada, etc), en muchos casos poniéndose en manos de verdaderos profesionales. Como en todo mar, hay peces de todos los tipos, lo más difícil es destacar entre la gran variedad de propuestas que hay. Ante la falta de medios, es en la red donde tienen que centrar el foco para captar a los posibles lectores.

Vivir de la letras es algo al alcance de unos pocos. Imaginad lo que debe suponer, entonces, para estos autores que tienen que desempeñar todas las funciones del proceso. Si a esto añadimos las trabas con las que se suelen encontrar (prácticamente vetados en todas las ferias del libro), hacerse un nombre es aún más complicado. Aquí sí he encontrado una mayor disparidad de opiniones, entre los que piensan que es una lotería o los que creen que sí es posible. Hasta los que ya viven de ello, como Gemma Herrero Virto, son conscientes de que es complicado, pero no imposible. En cualquier caso, se trata de una carrera de fondo con no pocos obstáculos.
Si a las exiguas regalías ofrecidas por las distintas plataformas, añadimos lo habitual que es ver muchos de estos libros en páginas piratas, ¿por qué motivo estos autores han apostado por la autopublicación? EM Cubas lo expresa así de contundente: “La libertad de que nadie te influye, que eres dueño de tus derechos como autor. Los beneficios pueden ser menores (en ocasiones insignificantes), pero son tuyos”. Y a esto añadiría que el lector tiene la oportunidad de elegir. Antes lo hacían las editoriales y solo acababan en el mercado una mínima parte de las obras.

La literatura Indie es sinónimo de libertad. En muchos casos es, un exponente claro de creatividad, imaginación e innovación. No sigue las mismas reglas, están vetados en la mayoría de las ferias del libro, se les exige más y se les tiende a infravalorar, pero si en algo estamos de acuerdo todos los autores autopublicados, es que nos sentimos orgullosos de ser indies. Somos dueños absolutos de nuestros escritos y, por lo tanto, también de nuestro destino.

(Este artículo ha sido escrito por el autor independiente JL Prieto)

Comentarios